Diario QuienOpina.Com – La historia del fundador de Porsche

La historia del fundador de Porsche

Redacción Diario QuienOpina.com febrero 2, 2018 Comentarios desactivados en La historia del fundador de Porsche
La historia del fundador de Porsche

Ferdinand Porsche murió hace 66 años, el 30 de enero de 1951. Fue el fundador de la marca de automóviles que lleva su apellido. La historia de Ferdinand pasa por los vehículos eléctricos, los autos deportivos y hasta por el régimen nazi alemán.

Desde que terminó la escuela se vinculó a empresas eléctricas como Brown Boveri. Estudió en la Universidad Tecnológica de Viena. Allí fue cuando se reconoció por primera vez su capacidad para el diseño y la solución técnica de problemas de ingeniería. Mientras limpiaba los talleres y aceitaba la maquinaria, Porsche aprovechaba para intervenir en los problemas que surgían en la compañía con soluciones pertinentes.

En 1900, en la Exposición Mundial de París, Prosche impresionó a todo el público con una idea innovadora. Diseñó el Lohner Posche, un vehículo que trabajaba con un motor eléctrico al buje de la rueda. Fue el primer vehículo híbrido del mundo y, por eso, Porsche acaparó el interés de los productores automovilísticos.

Por estos adelantos, Porsche llegó a la junta directiva de las compañías Daimler Company, allí diseñó el vehículo de carreras Mercedes SSK. Con este y otros diseños deportivos los pilotos de la época ganaron varias carreras en Alemania. Gracias a esos resultados, Porsche recibió el título de Doctorado en Ingeniería otorgado por el  Instituto Tecnológico de Stuttgart.

Porsche llamó la atención del régimen nazi

primer carro porsche© Proporcionado por Contenidos Digitales K S.A.S. primer carro porsche

Para 1934 la fama de Prosche ya estaba consolidada. Pero para esta época el diseñador llamó la atención del primer ministro alemán Adolf Hitler. Sería él quien le encargó el diseño de un vehículo económico, espacioso y funcional. Allí nació el famoso escarabajo Volkswagen de motor trasero.

Otros biógrafos de Porsche apuntan a que el diseñador entregó este modelo ante el Salón del Automovil de Berlín en 1934. Dadas las características del vehículo se convirtió en un éxito rotundo en Alemania y por eso fue apoyado por el régimen nazi.

“El carro del pueblo” fue apodado después de que Hitler, en 1936, creara la fábrica para el ensamblaje de estos autos. Era un vehículo de diseño simple y con la capacidad para no recalentarse por su refrigeración por aire. Tanto así que en las pruebas, el modelo n° 30 recorrió hasta dos millones de kilómetros.

Muchos compradores se interesaron por ese vehículo que costaba cerca de 1.500 euros actuales. Se encargaron más de 300.000 carros, pero Hitler inició la guerra y no se pudieron entregar. Entonces el líder nazi se aprovechó de su amistad con Porsche y decidió usar su genialidad en el diseño de tanques destinados al uso militar. Hasta el noble diseño del escarabajo se convirtió en el ideal para llevar a hombres armados.

Así Porsche tuvo que ponerse al servicio del régimen durante los seis años que duró la guerra. Después de que los aliados derrotaran a los nazis y terminara la Segunda Guerra Mundial en 1945, Porsche fue detenido por el Gobierno francés acusado de apoyar crímenes. El diseñador compareció ante tribunales y estuvo preso durante un año. Nunca se comprobó su vinculación en el holocausto.

Fue absuelto cuando tenía 70 años. Para esa época, junto a su hijo, creó una marca de vehículos que lleva su nombre actualmente. Mientras su padre no estaba, Anton Porsche creó algunos diseños inspirado en los conocimientos que le heredó su padre. En la libertad, Porsche asesoró a su hijo y lanzaron en 1949 el primer automóvil firmado por su apellido, el Porsche 356. Dos años después, Ferdinand Porsche, a los 74, murió.