Inicio Noticias Nacionales “Honduras, está enferma de poder, de ideologías”, Cardenal

“Honduras, está enferma de poder, de ideologías”, Cardenal

Tegucigalpa, Honduras. 

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez realizó este día la homilía dominical en la Iglesia Católica de Suyapa y expresó que Honduras es un país enfermo de poder y con falta de amor hacia Dios.

En ese sentido, envió un fuerte mensaje ya que el evangelio que predicó este domingo se trató de la enfermedad y de cómo Jesús curaba a todas las personas.

Cabe señalar que inició explicando que desde el principio el señor Jesús apareció expulsando los demonios y curando personas. En ese sentido, el cardenal Rodríguez argumentó que “Honduras tiene muchas personas enfermas de poder”.

“Honduras está enferma de poder, de ideologías y de ausencia de amor hacia él”, especificó. No obstante, dijo que esto mantiene a la nación postrada y con el afán de aprobar leyes que van en contra de la moral y de los principios religiosos.

“Ayer fue elaborado un acto bochornoso. La Alianza de Oposición profanó la santa eucaristía”, señaló. Posteriormente, agregó que para aspectos políticos “eso es hacerlo juego al demonio”.

“La humanidad padece de la fiebre de la violencia, de las ideologías”, expresó el máximo líder de la Iglesia Católica.

Por otra parte, pidió a los hondureños acercarse a Jesús que es la única manera de olvidarse de todas las tiranías y violencias en el mundo. “Vivimos en una sociedad postrada, enferma, hambrienta de pan y de la palabra de Dios”, apuntó.

¿Qué pasa hoy mismo en nuestra Honduras?

El cardenal en la homilía preguntó, ¿qué pasa hoy mismo en nuestra Honduras?

“Estamos enfermos de muchas fiebres. En primer lugar porque dejamos de lado a Jesús. Se nos olvidó que el primer mandamiento es amar y no odiar”, añadió

Finalmente, agregó: “tengo que seguir hablando de este tema aunque no les guste. Honduras está enferma, tiene muchas fiebres, una fiebre de poder sin ningún criterio ético; una fiebre de placer sin reglas morales hasta querer aprobar aberraciones como se está haciendo en otros países. Una fiebre del tener aunque sea contra los mandamientos de la ley de Dios”.

Publicidad