Inicio Deportes El Barca jugará su quinta final consecutiva

El Barca jugará su quinta final consecutiva

El Rey de Copas volverá a estar un año más en la final, y ya van cinco consecutivas. El FC Barcelona venció en Mestalla por 0-2 gracias a un tanto de Philippe Coutinho, que se estrenó como goleador azulgrana, y otro de Rakitic, en un partido en el que los de Valverde tuvieron el mando en todo momento y caminaron firmes hacia una nueva final. El 21 de abril espera el Sevilla en lo que será la reedición de la final de hace dos temporadas.

El resultado ajustado de la ida y los decibelios de Mestalla en la previa del encuentro presagiaban un duelo eléctrico y emocionante, de esos de Copa, de los de toda la vida entre Valencia Barça, pero las pulsaciones de los jugadores de Ernesto Valverde eran más bien bajas y la seguridad que el equipo tiene en sí mismo hizo que la primera parte transcurriera con una sensación de control absoluto por parte de los azulgrana. Los nervios de la parroquia culé eran inversamente proporcionales a los de los futbolistas del Barça, que tocaron y tocaron, a ratos con demasiada parsimonia pero sin perder nunca el control.

El guión en el primer acto del partido de vuelta fue de color azulgrana y el Valencia se limitó a salir a la contra en pocas ocasiones. Pero qué ocasiones. Especialmente la de Rodrigo Moreno, que estrelló el balón en el larguero justo al cumplirse el primer cuarto. Si el guión era azulgrana, el director de la película, como casi siempre, era Leo Messi. Con una enorme supremacía sobre los adversarios llevaba el partido a su son. Ahora camino. Ahora arranco. Ahora regateo. Ahora combino. Y así a su antojo. Marcelino no cubrió los pasillos interiores en el inicio y una vez se dio cuenta del desaguisado que le podía hacer el argentino cerró filas y cedió unos metros al rival.

En otra de las pocas llegadas locales, Zaza se fue de una tacada de Umtiti Piqué, pero el pase del delantero a su compañero Rodrigo lo despejó Sergi Roberto. A pesar del claro dominio azulgrana, los de Valverde se fueron al descanso con tres ocasiones. Un lanzamiento de falta de Messi que hizo volar a Jaume para despejar, un tiro tímido y suave de Suárez fácil para el meta valencianista, y una rosca marca de la casa del argentino que salió rozando el poste de la meta rival. Quién debía arriesgar era el Valencia, al Barça le fue bien que fueran pasando los minutos llegó el descanso con el electrónico intacto.

Revulsivo Coutinho

La inofensiva primera parte de André Gomes le costó el cambio y Valverde dio entrada al brasileño Philippe Coutinho para buscar más desequilibrio. Y vaya si lo consiguió. El cuarto balón que tocó el fichaje más caro de la historia del Barça lo mando adentro para romper la igualada y estrenarse como goleador culé. Luis Suárez progresó por la izquierda para colgarla al segundo palo donde el ‘14’ azulgrana, ganándole la espalda a Gayá, remató cruzado para poner al Barça por delante y hacer renacer la ‘conexión Liverpool’ que tantas alegrías dio a los ingleses cuando este par de cracks jugaban juntos en Anfield.

El tanto azulgrana obligaba al Valencia a marcar tres goles si se quería enfrentar al Sevilla en la gran final del 21 de abril y Marcelino intentó girar el calcetín con un doble cambio. Rodrigo Coquelin dejaron su lugar a Carlos Soler Guedes. El movimiento de fichas no alteró el rumbo y tras un par de arreones locales, con remate de Guedes sobre el larguero y parada de Cillessen a tiro de Vietto, el balón volvió a su dueño y Jordi Alba pidió penalti tras unas manos de Montoya que Undiano no vio.

Descanso para Iniesta

El capitán Andrés Iniesta volvió a dar una de sus clases de control de balón y toque, y con el pase encarrilado Valverde le dio descanso cumplida la hora de juego para dar entrada al músculo de Paulinho. El Valencia podía haber logrado un gol que le hiciera creer en el milagro a falta de quince minutos pero entonces apareció Cillessen. Muy buena jugada de combinación local. Recorte de Guedes Roberto, centro pasado al segundo palo, cesión atrás para Gayá y el remate a bocajarro lo manda el meta holandés a córner confirmando de nuevo que el Barça tiene dos porterazos.

Sentencia y debut de Yerry Mina

Con el Valencia entregado consciente que el milagro que necesitaba era más un sueño que una posibilidad llegó la sentencia azulgrana. Contra de Luis Suárez, que trastabillado tiró de garra para no caer y seguir jugando, pase al segundo palo a Rakitic y remate fuerte y ajustado del croata para poner el punto y final.

Los minutos finales sirvieron para ver el debut oficial del colombiano Yerry Mina con la camiseta del Barça, que entró en lugar de un sacrificado Piqué, que hizo todo y más por jugar y cumplió sobradamente, como es habitual en el central azulgrana. El papel de Mina fue testimonial y con el pitido final llegó la alegría azulgrana por estar en una nueva final. Especialmente para Luis Suárez Jordi Alba, que se salvaron de la amenaza de perdérsela si veían una amarilla. El Barça de Valverde sigue intratable.

Publicidad