Inicio Internacionales Chernobyl a casi 32 años de su explosión

Chernobyl a casi 32 años de su explosión

Durante la mañana del 26 de abril de 1986, el reactor cuatro de la central nuclear de Chernobyl explotó, causando lo que las Naciones Unidas llamaron “la mayor catástrofe ambiental en la historia de la humanidad”.

Chernobyl fue el accidente que la industria nuclear afirmaba que jamás ocurriría. Veinticinco años después, el desastre nuclear de Fukushima, en Japón, recordó el enorme riesgo de esta clase de energía. Hoy a casi 32 años del accidente de Chernobyl, las secuelas permanecen. Y muchos datos de aquel accidente quedaron en el olvido.

1 – La cantidad de radiación emitida fue al menos 100 veces más fuerte que la producida por las bombas de Hiroshima y Nagasaki.

Simon, un zorro sociable que se acerca a cualquier humano para pedir comida.© clarin.com Simon, un zorro sociable que se acerca a cualquier humano para pedir comida.

2 – La población de la ciudad más cercana, Pripyat, fue evacuada dos días después del accidente. Para ese momento las personas ya habían estado expuestas a altos niveles de radiación.

Autitos chocadores en el parque de diversiones de Pripyat.© clarin.com Autitos chocadores en el parque de diversiones de Pripyat.

3 – La lluvia radioactiva llegó hasta Irlanda. Ucrania, Bielorrusia y Rusia fueron los países más afectados, recibiendo el 63% de la contaminación de Chernobyl.

La ciudad fantasma de Pripyat.© clarin.com La ciudad fantasma de Pripyat.

4 – Ya que Pripyat fue abandonada por su población por los altos niveles de radiación, lobos, caballos salvajes, castores, jabalíes y otros animales ocuparon la ciudad.

Una pileta cubierta en Pripyat.© clarin.com Una pileta cubierta en Pripyat.

5 – Los otros reactores de Chernobyl no fueron apagados de inmediato,  realidad se reiniciaron y operaron durante otros 13 años.

Mariposas y flores en el bosque, en la zona de exclusión de Chernobyl.© clarin.com Mariposas y flores en el bosque, en la zona de exclusión de Chernobyl.

6 – Todavía se puede encontrar material radiactivo debajo del sarcófago construido sobre el reactor que ocasionó el accidente.

Un trolebús en Chernobyl.© clarin.com Un trolebús en Chernobyl.

7 – Pripyat está altamente contaminada, y continuará abandonada ya que el plutonio necesita más de 24 mil años para reducir al menos a la mitad su intensidad.

El largo camino con carteles con los nombres de las poblaciones evacuadas a ambos lados.© clarin.com El largo camino con carteles con los nombres de las poblaciones evacuadas a ambos lados.

8 – La radiación fue tan fuerte que los ojos del bombero Vladimir Pravik cambiaron de marrones a azules.

La rueda de 26 metros de altura del parque de diversiones de Pripyat.© clarin.com La rueda de 26 metros de altura del parque de diversiones de Pripyat.

9 – Suecia fue el primer país en informar al mundo sobre el desastre, ya que el gobierno ucraniano decidió mantener la explosión en secreto.

Chernobyl© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Chernobyl

10 – La zona de exclusión de Chernobyl alcanza un radio de 30 kilómetros alrededor de la planta. Allí hay guardias armados con rifles AK-47. Nadie puede pasar. Pero un fotógrafo ruso fue autorizado.

Vladimir Migutin, entró en la zona de exclusión de Chernobyl acompañados de una cámara infrarroja de Kolari Vision.

Las 1.000 millas cuadradas que rodean la planta de energía nuclear de Chernobyl no tiene humanos, pero animales y naturaleza existen.

Y Migutin, al usar un filtro infrarrojo, consiguió fotos extraordinarias de esa zona. Hasta poéticas. Colores rosados, fondos blancos. Lo invisible sale a la luz.

También estuvo en Pripyat la ciudad fantasma inaugurada en 1970 como un núcleo urbano soviético moderno para los trabajadores de la industria nuclear, que se convirtió en el hogar de unas 50.000 personas.

Pripyat está a solo 4 kilómetros de distancia de Chernobyl y fue totalmente evacuada. Y se mantiene igual a como estaba el 27 de abril de 1986.

En total, 116.000 personas fueron sacadas del área que se declaró como zona de exclusión tras la explosión de Chernobyl.

Ahora la zona está poblada de animales salvajes, cuya población ha aumentado y los expertos comprobaron que hay retorno de especies que se creían extinguidas de la zona.

Un fotógrafo se atrevió a entrar en esa zona de muerte y demostrar que hay vida. Retratada en hermosas imágenes.