Inicio Internacionales Trump quiere una reforma de inmigración responsable

Trump quiere una reforma de inmigración responsable

4

WASHINGTON.— Con el reloj en contra, el presidente Donald Trump se reunió el jueves con legisladores republicanos e invitó a un grupo bipartidista a la Casa Blanca para la próxima semana para tratar de llegar a un acuerdo sobre inmigración.

Los legisladores han tratado de idear un plan con el cual Trump esté de acuerdo para extender el estatus legal de cientos de miles de jóvenes inmigrantes, muchos de los cuales llegaron ilegalmente al país cuando eran niños.

Trump anunció en septiembre del año pasado que pondría fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés) que protege a los jóvenes de la deportación. Sin embargo, le dio al Congreso hasta marzo para proponer una enmienda legislativa. Los demócratas quieren que la enmienda forme parte de un presupuesto que debe ser aprobado a más tardar el 19 de enero para que el gobierno siga funcionando.

“Todos estamos trabajando en un plan para desarrollar una reforma de inmigración que sea de provecho para los trabajadores y familias estadounidenses y brinde seguridad”, dijo Trump durante la reunión del jueves, a la cual asistió un puñado de senadores republicanos.

Horas más tarde el mandatario publicó en Twitter: “Gracias a los grandiosos senadores republicanos que asistieron a nuestra reunión sobre la reforma de inmigración. Debemos construir el muro, frenar la inmigración ilegal, terminar con la migración en cadena y cancelar la lotería de visas. El actual sistema es inseguro e injusto para las increíbles personas de nuestro país. ¡Es hora de un cambio!”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders dijo que el presidente invitó a un grupo bipartidista de senadores a la Casa Blanca “para abordar los siguientes pasos sobre una reforma de inmigración responsable y para continuar con esa discusión”.

“Desearíamos tener un acuerdo donde tengamos al DACA, así como a aquellas prioridades y principios que establecimos el año pasado”, agregó Sanders.

Los republicanos y demócratas discrepan sobre cuál es la mejor forma de extender las protecciones para los jóvenes inmigrantes, mejor conocidos como “dreamers”, basándose en las propuestas de la iniciativa de ley para el Desarrollo, Asistencia y Educación para Menores Extranjeros (DREAM por sus siglas en inglés).

Los demócratas han presionado por un proyecto de ley específico o para que se incluyan protecciones a la deportación como parte de otra iniciativa de ley que deba ser aprobada de manera obligatoria. Sin embargo, los republicanos han insistido en que la ayuda para los jóvenes inmigrantes debe venir junto con medidas para reforzar la seguridad fronteriza.

La Casa Blanca _bajo el mandato de Trump_ publicó el año pasado una lista de decenas de prioridades en materia de inmigración que los funcionarios indicaron que el presidente exigiría a cambio de firmar una legislación relacionada con el DACA.

La lista incluía dinero para construir el prometido muro fronterizo de Trump, presupuesto para más seguridad fronteriza y otros agentes de inmigración, y una revisión completa del sistema de inmigración legal. Eso abarcaría limitar lo que los críticos llaman “migración en cadena”, en la cual los inmigrantes legales pueden auspiciar a miembros de su familia para que vengan a Estados Unidos.

Muchas de esas cuestiones no son aceptables para los demócratas.