“Abriendo puertas, cerrando heridas”, reza una canción popular, ¡y con gran razón!

 

El reloj marca las 12:00 de la medianoche y suenan las campanadas de un nuevo amanecer; es un nuevo año y una nueva oportunidad para empezar de cero, tomar impulso y reinventar nuestros propósitos.

Es natural si vienen lágrimas por lo que perdimos, pero también por lo que ganamos y por nuestra esperanza renovada.

De acuerdo con la psiquiatra Margarita Mendoza Burgos es válido que tomemos el momento para trazar nuevas metas, pero es más importante que estas sean pocas, realistas y que estén pensadas en etapas, para llevar un mejor control de ellas y “no dejarlas si fallamos, pensar que cada dia es Año Nuevo, hasta lograrlas”.

Cualquier momento es bueno para volver a empezar, enfatiza. “Si desea seguir la tradición, hágalo, pero recuerde que los años solo son un invento humano para regular mejor el tiempo, pero siempre es un nuevo día: ¡Por este día, lo lograré! …Esa es la idea de los triunfadores”.

“La gente dede saber que estar feliz y sano no es obra de la suerte o simplemente de Dios, es un esfuerzo constante. Todo lo que vale la pena cuesta, por eso se disfruta más: porque lo luchamos y lo logramos”.

La experta aconseja llevar rutinas clave para lograr objetivos, pequeñas pero consistentes, como la hora de levantarnos y acostarnos (aunque salgamos el fin de semana), dormir bien, alimentarnos sanamente, hacer ejercicio, chequeos médicos y ayudar al prójimo, pues ello procura la felicidad.

Además, insta a cuidar especialmente de la salud mental: “no perjudicar a ninguna persona o animal, no cultivar odio y resentimiento, evitar los chismes y creer en un ser superior o en la naturaleza misma”.

Burgos subraya esos casos especiales en los que es mejor alejarse de esa persona que decide ser dañina a nuestras vidas. Lo aconsejable, asegura, es retirarse sanamente: “Evitar ser lastimado, aunque vivan juntos en casa o en el trabajo”, ya que no se puede forzar la voluntad de otros, sino simplemente elegir vivir en paz y armonía para sonreírle a la vida.

Publicidad