Paris Hilton y Chris Zylka han protagonizado una de esas pedidas de mano que últimamente emplean mucho los famosos: los hay que recurren a un teatro lleno, a un desfile de moda, una inmersión submarina o un estadio de fútbol americano. A Paris la pregunta la encontró en la nieve (en la de la estación de esquí deAspen para ser más exactos), y a pesar del frío, su prometido Chris no dudó en clavar la rodilla y hacer la pregunta de marras. Pregunta que iba acompañada, como suele ocurrir en estos casos, por una cajita que escondía un anillo: un pedruscón valorado en dos millones de dólares. Como para que se pierda en la nieve…

Los expertos en joyería y rumorología han sido los que han comenzado a formularse una cadena de preguntas que tratan de averiguar quién o cómo se ha pagado la factura. Dos millones de dólares es mucho dinero para un solo anillo y un único bolsillo, a no ser que no lo haya pagado el novio sino la novia o que se le haya aplicado alguna rebajita al comprador.

Según publica la revista Page Six, la fortuna de de Zylka, actor de la serie ‘The Leftovers’, ronda los cuatro millones mientras que la de Paris estaría en unos 300, así que no sería extraño que ella misma hubiera comprado su propio anillo. Nada mejor para acertar. Por otro lado, también podría ser que la firma detrás del pedrusco, Green & Co, hubiera hecho una rebajita de la misma manera que la casa de joyas Graff le dejó a mitad de precio a Donald Trump el anillo de compromiso para Melania. Estrategias de marketing. De moemnto los responsables de la joyería ni afirman ni desmienten y el representante de Paris tampoco suelta prenda.

La pareja se conoció en febrero del año pasado y de él ha dicho la Dj que es “el amor de su vida y su mejor amigo. Perfecto para mí en todos los sentidos. Entregado, leal, amoroso y bondadoso. ¡Eres mi sueño hecho realidad!”.

Publicidad