Diario QuienOpina.Com – Perder grasa, pero no músculo en 2018

Perder grasa, pero no músculo en 2018

bruce enero 8, 2018 Comentarios desactivados en Perder grasa, pero no músculo en 2018
Perder grasa, pero no músculo en 2018

Si te has propuesto perder peso en 2018, asegúrate de perder el exceso de grasa sin perder músculo y hueso. 

Perder grasa es bueno para tu corazón, pero mantener el músculo y el hueso es crucial para seguir siendo móvil y vivir de forma independiente.

“Todos dicen que quieren perder peso, pero lo que realmente quieren decir es que quieren perder grasa”, indicó. “Y, para las personas mayores en particular, mantener el músculo es una parte vital de cualquier plan para adelgazar”,  dijo Kristen Beavers, profesora de ciencias de la salud y el ejercicio en la Universidad de Wake Forest

Tener músculos tonificados significa ganar fuerza. De esa forma se evitan las caídas, por ejemplo. Ejercitar los brazos con pequeñas pesas, al principio, logrará no solo combatir el dolor de hombros y espalda, sino seguir haciendo las actividades de siempre, con precisión e independencia.

Ejercicios de resistencia o con pesas

Para no perder músculo, lo ideal es hacer un entrenamiento de resistencia, lo que antes se llamaba “entrenamiento con pesas”. En un estudio publicado recientemente en la revista Obesity, Beavers mostró que el entrenamiento de resistencia era más efectivo que caminar con respecto a ayudar a las personas mayores a perder peso y a preservar la masa muscular.

También es importante ser realista cuando planifiques un programa de pérdida de peso y ejercicio, para no desanimarte y dejarlo a principios de febrero, dijo Beavers. Lo ideal es recurrir a un entrenador o  experto en ejercicios en algún centro comunitario o gimnasio que no quede muy lejos de donde vives o trabajas. Para las personas mayores, una opción son los centros para la tercera edad. Suelehaber  tarifas reducidas o gratis.

“No volver a ganar el peso que se pierda es tan importante como la pérdida de peso inicial, especialmente porque las personas mayores son más propensas a recuperar la masa de grasa que la masa muscular u ósea”, añadió.