Inicio Noticias Nacionales Honduras, Gobierno intensificará esfuerzos contra el Narcotráfico

Honduras, Gobierno intensificará esfuerzos contra el Narcotráfico

5

Tegucigalpa, Honduras.

Los esfuerzos para generar oportunidades económicas que permitan seguir bajando el último índice de homicidios son un compromiso de gobierno, dijo el Presidente Juan Orlando Hernández, al referirse a la reducción de 17 puntos en la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes.

Además, anunció la intensificación de esfuerzos para evitar que resurjan los carteles del narcotráfico.

“La mejoría ha sido notable, 17 puntos de mejoría en la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes”, destacó el mandatario en conferencia de prensa en Casa de Gobierno, luego de conocerse que este período de gobierno se cerrará con 42 homicidios por cada 100,000 habitantes.

El gobernante expresó que “debemos de hacerle ver a la juventud y a los niños por qué fue que Honduras se llegó a convertir en el país más violento del mundo, qué significó en pérdida de vidas humanas en una sociedad que ha sufrido tanto y cómo evitar nuevamente caer en esto”.

“Se hablaba de 59 homicidios por cada 100,000 habitantes en el 2016 y en el caso de 2017 estamos cerrando con 42.7”, indicó.

Lamentó que en su momento a Honduras lo hayan ubicado como el país más violento del mundo por algo que se dejó de hacer o no se hizo bien, pero “finalmente estamos bajando nuevamente a 42”.

Advirtió que “tenemos que aprender de estas lecciones; no solamente es la represión del delito la que nos va a llevar a bajar aún más de 42” homicidios por 100,000 habitantes.

Recordó el Presidente Hernández que en 2006 la tasa fue de 42.3 por 100,000 habitantes y desde entonces subió hasta 86.5, pero ya bajó de nuevo a 42.7, “como estamos cerrando hoy”.

“En ese sentido, quiero hacer énfasis en que no vamos a bajar del 42.7 si no logramos incidir en más oportunidades económicas para los diferentes sectores que han sido promotores de estas estadísticas tan negativas”, advirtió.

“Que la oportunidad de un crecimiento económico, que se traduzca en empleo, que se traduzca en más oportunidades de ingreso, es vital”, enfatizó.

PROGRAMAS PREVENTIVOS

Otro tema importante -señaló- es la articulación de la escuela, el colegio, la comunidad y la familia en los programas de prevención.

Hernández destacó que “en estos años que han pasado hicimos un esfuerzo importante en los megaparques, pero eso solo es un elemento de muchos; tenemos que dar el paso a las escuelas abiertas, debemos de dar el paso a que las iglesias tengan más cercanía no solo con la familia, sino que también con las escuelas”.

Consideró que lo anterior es fundamental para consolidar un nuevo estilo de vida en la sociedad hondureña.

Aseguró que uno de los temas exitosos es el fortalecimiento de capacidad del Estado de Honduras en cuanto a la represión del delito y a un nuevo sistema carcelario que todavía está en construcción.

“Pero no nos engañemos -advirtió- lo que nos dará a largo plazo un país más seguro es trabajar con la niñez, con la familia, la participación de las iglesias y más y mejores oportunidades económicas”.

EL ERROR FUE DAR PASO A LA DROGA

El Presidente Hernández anunció la implementación de un nuevo modelo educativo con la Alianza Global para la Educación y que considera fundamental porque va a ser, en esencia, prevención.

“Un joven y un niño bien educado y con espacio de esparcimiento, de sana convivencia, eso va ayudando a cambiar los valores, los principios del futuro ciudadano”, enfatizó.

Recordó que en las comunidades de Chamelecón y Cofradía, en el norte de Honduras, se logró tener 57 días sin homicidios, lo que tiempo atrás era casi imposible, porque eran de las zonas que más sufrían el problema delincuencial.

Asimismo, el mandatario alabó que una de las grandes lecciones para contrarrestar el problema delincuencial fue haber reducido el paso de la droga por Honduras.

Por lo anterior, advirtió que, “si no seguimos en esa línea, se va a volver a deteriorar la seguridad en el país, porque -destacó- la droga se convirtió en una década en América Latina, y particularmente entre Centroamérica y México, en el principal disparador del fenómeno delincuencial”.

Cuestionó que en Honduras el paso de la droga “llegó a ser un factor de casi el 80 por ciento del fenómeno delincuencial en el país; por tanto, en el mejor interés de Honduras está evitar que pase la droga por el país”.

Anunció que “estamos redefiniendo, revisando a lo interno y con países amigos como Colombia, como Estados Unidos, como nuestros vecinos, cómo articulamos un esfuerzo mucho más exitoso para evitar el paso de la droga por Honduras y evitar que los carteles vuelvan a resurgir”.