Diario QuienOpina.Com – Harold Shipman, el médico asesino

Harold Shipman, el médico asesino

Redacción Diario QuienOpina.com enero 15, 2018 Comentarios desactivados en Harold Shipman, el médico asesino
Harold Shipman, el médico asesino

Muchos han sido apodados “Doctor Muerte” a lo largo de la historia, desde Josef Megele, el médico nazi que experimentaba con los presos judíos; Jack Kevorkian, el médico de la muerte asistida en Estados Unidos; hasta Harold Shipman el asesino serial de Inglaterra.

Como todos los anteriores, Shipman también era un médico inglés, nacido en Inglaterra el 14 de enero de 1946. Pero no usaba la medicina precisamente para curar. Según las versiones sobre su caso, asesinaba a sus víctimas con inyecciones de morfina. Fue sentenciado a cadena perpetua en el año 2000 acusado de asesinar a más de 200 personas.

Lo que no se establece de la vida del médico, es si lo hacía de forma perversa o con la autorización y compasión de sus víctimas, de tal forma que fuera un suicidio asistido, ya que la mayoría de sus víctimas eran personas mayores, pero hasta la época de su muerte la eutanasia era un delito.

Sin embargo, en un momento, se conoció que siete personas de una misma manzana habían muerto por las inyecciones puestas por el doctor. Por esta razón, algunos documentos lo acusan de ser un asesino serial.

Así actuaba Harold Shipman

Dicen que el doctor se ganaba la confianza de los pacientes y luego, sin definir sus técnicas, los asesinaba. Miembros de la Iglesia y la medicina se han opuesto al médico diciendo que faltó a la ética médica y la “buena muerte”.

Shipman, según se verificó después, había sido detenido por robar medicamentos de un hospital, pero no tenía más antecedentes judiciales. Después se descubrió que el médico era adicto a la heroína y consumía otros derivados de esta droga.

 También algunos testimonios familiares de pacientes asesinados por Shipman, dicen que los pacientes aceptaban las inyecciones confiados en que aliviaría sus dolencias. En las actas de defunción, el médico escribía un diagnóstico distinto a la sobredosis que él les había causado.

Aunque Shipman firmó durante su carrera más de 500 certificación de muerte, se le atribuyen cerca de 260, siendo el mayor número de asesinatos en la historia de Inglaterra hechos por un hombre. A pesar de esto, Shipman fue condenado a cadena perpetua por 15 asesinatos en los que se logró comprobar su vinculación. Murió el 14 de enero de 2004.