Diario QuienOpina.Com – Cosas que debes saber sobre el colesterol

Cosas que debes saber sobre el colesterol

Redacción Diario QuienOpina.com enero 12, 2018 Comentarios desactivados en Cosas que debes saber sobre el colesterol
Cosas que debes saber sobre el colesterol

El colesterol es un tipo de grasa producida por el hígado. Tener colesterol en el organismo no es malo para la salud. Sin embargo, sí es perjudicial cuando los niveles de este se elevan demasiado, enfermedad que se conoce como hipercolesterolemia.Los alimentos que ingerimos todos los días tienen un impacto significativo en los niveles de colesterol en nuestro organismo. Una persona que sigue una dieta con un elevado consumo de grasas corre un mayor riesgo de sufrir hipercolesterolemia.Continúa leyendo para conocer más acerca del colesterol.

La lipoproteína de baja densidad se denomina colesterol “malo”. Al presentarse en grandes cantidades, este se acumula en las paredes internas de las arterias. Demasiado colesterol malo puede ocasionar una acumulación de placa que bloquea las arterias, lo que puede ser peligroso para la salud.

El colesterol bueno, o lipoproteína de baja densidad, tiene un nombre apropiado. Su función es eliminar el colesterol malo de las arterias y hacerlo regresar al hígado, desde donde se desecha del organismo.

Un nivel elevado de colesterol malo en el organismo aumenta las probabilidades de que una arteria se bloquee por completo. En caso de que esto ocurra, existe el riesgo de sufrir un ataque cardíaco (si la arteria obstruida transporta sangre al corazón) o un accidente cerebrovascular (si la arteria obstruida suministra sangre al cerebro); ambos episodios pueden ser mortales.

A diferencia de muchas enfermedades, por lo general, no existen síntomas asociados a la hipercolesterolemia. Algunas personas pueden sentir dolor en las pantorrillas si las arterias en esa zona del cuerpo se han estrechado. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la hipercolesterolemia no presenta síntomas.Antes de recetar algún medicamento para tratar este problema de salud, un médico debe, normalmente, realizar un análisis de sangre.

Al igual que otros alimentos con un alto contenido de grasas, la carne roja tiende a aumentar los niveles de colesterol malo en la sangre.Sin embargo, de acuerdo con un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, no sucede lo mismo con la carne magra; solo las carnes de alto contenido graso suponen un problema.Siempre es preferible optar por sustitutos de la carne como el tofu, las lentejas, las legumbres y las nueces, dado que estos alimentos tienen un bajo contenido de colesterol.

Las tostadas con mantequilla son deliciosas; sin embargo, muy a nuestro pesar, la mantequilla eleva los niveles de colesterol malo en el organismo. Una cucharada de este alimento contiene 30 miligramos (0,001 onzas) de colesterol. Eso representa un 10 por ciento de la ingesta diaria recomendada.Al preparar una comida, lo mejor es utilizar otro tipo de grasa, como aceite de oliva o de canola. No se recomienda utilizar margarina, ya que esta suele tener un alto contenido de grasas saturadas.A fin de preparar platos que tengan incluso menos grasas, en lugar de freír los alimentos, prueba cocinarlos al vapor o al horno.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA), según el tipo del que se trate (salchicha italiana, salchicha para perros calientes, etc.), este alimento puede contener más de 90 miligramos (0,003 onzas) de colesterol por cada 100 gramos (3,5 onzas). Por lo tanto, deberías eliminarlas de tu dieta.Si eres un fanático de las salchichas, en su lugar, prueba las de tofu u otros tipos de perros calientes vegetarianos.

Quizás sean tu bocadillo preferido para el desayuno, pero los productos de pastelería pertenecen al grupo de alimentos que contienen la mayor cantidad de colesterol. Lo mejor es comenzar la mañana con opciones con bajos contenidos de grasas, como cereales integrales ricos en fibra.

Beber alcohol de vez en cuando no aumentará los niveles de colesterol en tu organismo. Los estudios han demostrado que tomar un vaso de vino tinto por día, en realidad, puede aumentar los niveles de colesterol bueno.Sin embargo, tomar varios vasos de bebidas alcohólicas todos los días se torna peligroso para la salud. De hecho, beber mucha cantidad de alcohol eleva los niveles de triglicéridos. Los triglicéridos son similares al colesterol ya que ambos están compuestos por grasas y se encuentran en la sangre.

Una porción de comida rápida normal, como una hamburguesa con papas fritas, contiene una enorme cantidad de colesterol. Esto es aún peor cuando la hamburguesa contiene dos medallones de carne, tocino, queso y una salsa repleta de calorías.Si no quieres que tus niveles de colesterol se disparen, entonces limita el consumo de este tipo de alimentos. Y si necesitas recibir tu dosis de comida rápida, escoge ensaladas y pollo que no esté rebozado con pan, ¡y evita la salsa!

Cualquier persona que esté cuidando los niveles de colesterol en su organismo debe reducir el consumo de queso, el cual contiene una elevada cantidad.Dicho esto, al igual que sucede con la mayoría de los alimentos, su consumo excesivo es perjudicial para la salud.Además, no todos los quesos tienen el mismo contenido de colesterol. El queso de cabra, por ejemplo, tiene mucho menos que el cheddar. Así que, ¡ten cuidado!

No te dejes engañar por su pequeño tamaño, ¡los camarones están cargados de colesterol! Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA), tan solo 100 gramos (3,5 onzas) contienen 189 miligramos (0,007 onzas) de colesterol. Eso constituye más del 60 por ciento de la ingesta diaria recomendada. Es incluso peor cuando a los camarones se los cocina y se los sumerge en mantequilla de ajo.El pescado al vapor, al igual que el salmón, es una mejor opción. También se dice que el salmón reduce el colesterol malo.

Normalmente, los niveles generales de colesterol no deben exceder los 5,2 milimoles por litro (200 miligramos por decilitro).Sin embargo, las personas que padecen diabetes, las que han tenido un ataque cardíaco o aquellas que tienen cardiopatía deben mantener los niveles de colesterol aún más bajos.

Nuestra dieta no es lo único que eleva los niveles de colesterol en la sangre. Varios estudios han demostrado que un estilo de vida sedentario es uno de los mayores factores de riesgo.Realizar al mínimo 30 minutos de actividad física todos los días ayuda a reducir el colesterol malo y a aumentar el bueno. No tienen que ser necesariamente ejercicios intensos, sino que lo importante es estar en movimiento.Lee también: 20 formas en las que el ejercicio afecta a tu salud.

Los hombres deben realizar un control de los niveles de colesterol a una edad más temprana que las mujeres. De acuerdo con el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute, NHLBI), los niveles de colesterol de las mujeres que aún no han llegado a la menopausia son menores que los de los hombres de la misma edad.

Además de aumentar el riesgo de padecer cáncer de pulmón y cardiopatías, se sabe que el tabaco disminuye los niveles del colesterol bueno en la sangre.Los fumadores no son los únicos que se ven afectados por los efectos secundarios de los cigarrillos. Las personas que entran en contacto con el humo del cigarrillo con frecuencia también corren riesgos.La buena noticia es que la mayoría de las personas que dejan de fumar para siempre, poco después, experimentan un aumento en los niveles del colesterol malo.

Las frutas y los vegetales son importantes fuentes de vitaminas y fibras, y ayudan a reducir el colesterol malo. Según un estudio publicado en la revista Nutrition Journal, las manzanas son particularmente buenas para esto.

A diferencia de lo que puedas pensar, el pescado graso, como el salmón y las sardinas, es recomendable para todas las personas que estén intentando combatir el colesterol malo. De acuerdo con un estudio publicado en 1997, en la revista American Journal of Clinical Nutrition, los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en estos pescados podrían ayudar a reducir los niveles de los triglicéridos entre un 25 y un 30 por ciento.

Las nueces contienen fitosteroles, los cuales combaten el colesterol malo. En otras palabras, consumir una pequeña cantidad todos los días (ya que las nueces tienen un alto contenido calórico) ayuda a equilibrar los niveles de colesterol.

Las estatinas se encuentran entre los medicamentos que se recetan con mayor frecuencia a fin de reducir los niveles de colesterol malo. Algunos de los efectos secundarios frecuentes son dolores de cabeza, problemas digestivos y dolor muscular.Sin embargo, los medicamentos no son una solución mágica. Un cambio en el estilo de vida es lo que realmente hace la diferencia. Sin poner esto en práctica, los medicamentos no serán de mucha ayuda.