Inicio Entretenimiento Amar, el principal propósito del Año Nuevo

Amar, el principal propósito del Año Nuevo

La mayoría de las veces cuando nos referimos a la acción de amar, quizá te viene a la mente el amar a otra persona, ya sea a tu pareja, a un amigo o a un familiar; sin embargo, te olvidas de la principal persona a la que realmente debes amar: a ti misma.

Que el amor sea tu principal propósito en este año 2018. Ámate principalmente, porque cuando aprendes a hacerlo es cuando comienzas a ser verdaderamente feliz. Tu felicidad no depende del exterior, de otras personas o de las cosas que tienes, depende de ti misma, de tu capacidad para hacer las cosas que deseas, impulsadas por tu pasión, esfuerzo y constancia.

Si no te amas, el amor y la felicidad no llegarán a tu vida aunque tengas una pareja maravillosa que te adora, amigos que siempre están ahí para apoyarte, familia que te ama y te aprecia, un trabajo que te dé seguridad, etc. Tal vez te sentirás vacía pese a tener todas estas cosas.

Cuando aprendes a amarte, no dependerás de cosas superficiales o demás personas, lo que no significa que ya no necesites de ellas, pero dejarás de estar sujeta menos a ellas. Amarte a ti misma será felicidad plena, porque por muchas cosas que te sucedan, sabes que todo estará bien y seguirás planificando metas, soñando y avanzando en el camino hasta alcanzar esa satisfacción personal.

Ahora quizá te preguntarás ¿y cómo se hace eso? Aunque al principio no tengas idea de cómo hacerlo, la pregunta misma te llevará por el camino correcto y tarde que temprano se responderá.

Acéptate tal cual eres

Para empezar este viaje debes aceptarte tal como eres. Recuerda que nadie es perfecto, que a veces lo que vemos en revistas o televisión no es 100% real. Que tienes la misma capacidad para hacer las mismas cosas que otras personas, pero de diferente manera.

Sé honesta contigo misma, y así tendrás mucha más confianza y libertad. Comienza por hacer una lista de las cosas que, según tú, te “avergüenzan” de ti misma. Cuando la vuelvas a leer te darás cuenta de que no son motivo de vergüenza, que todos tenemos defectos, que todos somos diferentes, que nadie es perfecto. No te quedes mirando sólo a los otros, haz lo que tanto has querido hacer, no importa la edad, un sueño no se cumplirá sólo si no comienzas a intentar hacerlo realidad. Nunca es tarde para hacer, decir o soñar algo, y mucho menos para amar.

 

Publicidad