Diario QuienOpina.Com – ¿Realmente hay pueblos que pagan para que te vayas a vivir a ellos?

¿Realmente hay pueblos que pagan para que te vayas a vivir a ellos?

bruce diciembre 4, 2017 Comentarios desactivados en ¿Realmente hay pueblos que pagan para que te vayas a vivir a ellos?
¿Realmente hay pueblos que pagan para que te vayas a vivir a ellos?

¿Qué puede ser más tentador que una nueva vida en una cabaña alpina, rodeada de vacas, montañas para esquiar y una vista de postal?

Bueno, si quieres más, alguien podría pagarte por vivir ahí.

La idea suena un poco absurda en países donde muchos deben sufrir para conseguir la cuota inicial para una casa. Pero quizá precisamente por ello estas ofertas, cargadas de dinero en efectivo, se han vuelto populares en los últimos meses en Italia y Suiza.

FOTOS:

La última de ellas la hizo Albinen, un hermoso pueblo del valle de Rhone, en el cantón suizo de Valais. El pasado 30 de noviembre sus habitantes decidieron -por 71 votos a favor, 29 en contra y una abstención- pagar US$25.000 a cada adulto extranjero y US$10.000 por cada niño para que llegue a vivir a la población y permanezca allí por al menos 10 años.

Pero ¿son estas promesas un modo de aumentar el interés turístico o realmente quienes se mudan pueden ir a reclamar el dinero?

La BBC revisó las evidencias no sólo de este caso, sino de dos otros publicitados recientemente en Europa. Y estas son las conclusiones.

Caso 1, Bormida (Italia): US$2.300 por persona

En Bormida, un apacible pueblo ubicado en la región de Liguria, en el norte de Italia, apenas viven unos 400 habitantes.

Pero el municipio tiene también un alcalde bastante activo, Daniele Galliano, quien se ha pasado los últimos tres años empeñado en revertir la inexorable pérdida de población con distintas estrategias, incluida la reducción del precio de los alquileres.

Eso llevó a que unas 50 personas se mudasen al pueblo italiano.

Pero, en mayo de este año, Galliano dio un paso más y lanzó una propuesta en Facebook: ¿por qué no utilizar los “fondos de las pequeñas aldeas” para ofrecer un bono de reubicación de 2.000 euros (unos US$2.300), para las personas que quisieran irse a vivir a estos pueblos poco habitados?

La idea rompió las redes sociales. Aunque sólo se trató de una idea para el debate, la historia se viralizó y comenzó a darle la vuelta al mundo.

Más de 17.000 personas contactaron con la administración local para conocer más detalles sobre la propuesta.

Ante ello, el alcalde Galliano tuvo que salir al paso y dar explicaciones. “La noticia ha alcanzado una audiencia global y ha sido malinterpretada”, dijo.

“Italia es maravillosa pero, como otros países, está pasando por una crisis económica. Desafortunadamente no es posible ayudar a todos. Gracias por su interés”,

Veredicto: nadie entregó los 2.000 euros, pero eso puede cambiar. Una publicación en el sitio de internet de la administración local señaló que: “En lo que respecta al tema del bono, esperamos que sea un objetivo que logremos en la región de Liguria en 2018”.

Caso 2, Candela (Italia): US$950 para los solteros, US$1.430 para parejas

Si quieres establecerte en Italia, en esta oferta definitivamente hay algo de esperanza.

Candela, un pequeño pueblo de 2.700 habitantes en la región de Puglia, en el sureste de Italia, también está perdiendo a sus familias y sus jóvenes, que se mudan a ciudades más pobladas. Y por eso lanzó un programa para atraer a nuevos habitantes.

“Así es como funciona. Se pagará un bono de US$950 a los solteros, US$1.430 a las parejas, y entre US$1.650 y US$2.200 a las familias de más de tres integrantes”, anunció Stefano Bascianelli, un funcionario local, el pasado mes de octubre.

Y añadió que se ofrecerán también beneficios impositivos y servicios como gestión de la basura y guarderías infantiles.

Para ser tomados en cuenta, los interesados se deben registrar antes del 31 de diciembre de 2017, alquilar una casa y tener un salario de mínimo US$8.900.

¿Es esto un poco exagerado? Bien, de acuerdo al medio estadounidense CNN, seis familias del norte de Italia ya cumplieron con los requisitos y piensan mudarse pronto.

Y las solicitudes llegan de países tan lejanos como Nueva Zelanda.

Veredicto: son tan serios como para poner la solicitud en la página de internet del municipio. Los que resulten beneficiados recibirán el 50% del dinero después de su primer año de residencia y el 50% restante, al finalizar su segundo año.

Caso 3, Albinen (Suiza)US$25.000 por adulto y US$10.00 por niño

Albinen está ubicado en el cantón suizo de Valais, un región que se destaca por su tranquilidad. En esta localidad sólo viven 240 personas.

BBC© BBC BBC

Al igual que otros pueblos en las montañas suizas, Albinen ha perdido población en los últimos años, ya que los jóvenes se marchan a las ciudades y los mayores se quedan solos, recalca la iniciativa.

Según datos del ayuntamiento, en 1941 Albinen contaba con 376 habitantes, cifra que se fue reduciendo continuamente hasta contar en 2015 con 253 ciudadanos. Y en los últimos años, la localidad ha perdido tres familias y solo quedan dos niños que van a al colegio y cinco que van al instituto, según la agencia suiza ATS.

Para remediar la situación, el pueblo decidió actuar y pagar a cada individuo que se mude allí unos 25.000 dólares, a cada pareja unos 50.000 y por cada niño 10.000 dólares adicionales.

Eso sí, el pueblo, que tiene como uno de sus atractivos su cercanía a los baños termales de Leukerbad, impuso estrictas condiciones a aquellos que quieran beneficiarse del dinero.

El requisito para recibir el empujón financiero es que los nuevos habitantes de Albinen tengan 45 años o menos, compren o construyan una vivienda y hagan para ello una inversión mínima de US$200.000.

Además, tienen que comprometerse a quedarse al menos 10 años en el pueblo y, si se marchan antes, tienen que devolver el dinero.

Veredicto: Con la cifra de US$25.000 por adulto, el concejo de Albinen espera pagarle a 10 familias por los próximos cinco años. Para aquellos afortunados que cumplan con las condiciones, es dinero gratis. Con una espectacular vista garantizada.