Inicio Entretenimiento Poderosas razones para no abandonar el gimnasio en diciembre

Poderosas razones para no abandonar el gimnasio en diciembre

4

No dejes que las fiestas o las comidas detengan tu rutina fitness, mira algunas razones para ello.

Seguro empezaste el año con toda la pila para cumplir tus propósitos fitness, pero ahora que estamos en la recta final parece que los astros se alinean para tentarnos a abandonar el gimnasio. Por eso, aquí te damos 6 buenas razones por las que debes seguir con tu rutina de entrenamiento.

 

Diciembre es un mes para convivir con la familia y celebrar el último mes del año con todo lo que implica: posadas, regalos, fiestas, shopping y mucha, mucha, comida.

Entre los compromisos, el frío y, aceptémoslo, la falta de motivación, mucha gente se queda en casa hibernando y sin mover un solo músculo a menos que sea indispensable.

Pero si quieres llegar a enero libre de culpas y mantenerte tan sana como lo has hecho los últimos 11 meses, checa estos puntos que te motivarán a ponerte ropa deportiva y sudar:

1. El gym está prácticamente vacío. Tienes todos los aparatos a tu disposición, nada de alternar con nadie ni esperar a que desocupen la pesa que necesitas. Puedes entrar a los vestidores sin chocar con nadie, cambiarte a tus anchas sin temor de que vean tu trasero y meterte a bañar con toda la calma del mundo.

2. Los instructores son todos tuyos. En días normales los entrenadores tienen que atender a mucha gente y casi no le ponen atención a nadie. Ahora que el gym está casi vacío y tienen más tiempo de ocio puedes resolver todas tus dudas, pedirles asesoría personalizada y hasta pueden supervisar tu rutina de cerca para lograr mejores resultados.

3. Menos estrés por subir de peso. Está bien que hayas desistido de la dieta, pero en ese caso el ejercicio se vuelve tu mejor herramienta para no llegar a enero con demasiados kilos de más. Hacer ejercicio mantendrá tu metabolismo trabajando y te ayudará a quemar todas esas calorías extra.

4. Te mantienes caliente. La actividad física no solo te quita el frío mientras la realizas, pues como acelera tu metabolismo también hace que tu cuerpo produzca más calor a lo largo del día, ¡serás la única que no termine congelada!

 

5. Te sentirás mejor contigo misma. Nunca subestimes los beneficios psicológicos y emocionales de ser constante. Continuar esforzándote hasta el final evitará que en enero te reproches por desistir, por dejar todo a medias y por perder todos los avances que ya habías conseguido (¿por qué eres así?).

5. Los chicos más guapos siguen yendo. Los más adictos al fitness (entiéndase, los hombres con abdomen de acero y músculos de escultura griega) no abandonan su entrenamiento por nada del mundo, así que seguirán asistiendo pase lo que pase. Como hay poca gente y menos ruido tienes más oportunidad de hacer plática y hasta de pasar una Navidad más feliz de lo que esperabas.

Ya tienes las mejores razones para continuar con tu rutina de ejercicio hasta en el mes más “flojo” del año, ahora lo único que te falta es voluntad, ¡tú puedes!