El sexo en cada pareja es único. Todas tienen personalidades distintas y preferencias individuales a la hora de disfrutar su sexualidad. Si quieres disfrutar aún más de tu intimidad, sólo tienes que agregar estos ingredientes fundamentales y gozar como nunca antes.

Ejercítate

No sólo es una cuestión física o querer tener un cuerpazo sino porque al ejercitarte aumentará tu libido y mejorará la función sexual y el placer.

Haz ejercicio, no importa si sólo es una caminata de 30 a 60 minutos al día, recuerda que la regularidad es más importante que la intensidad. Asimismo, come alimentos saludables, incorpora a tu vida una práctica para bajar el estrés y sobre todo procura dormir adecuadamente y al menos siete horas por la noche.

El buen sexo requiere de un buen sistema cardiovascular, el cual aporta sangre extra a los genitales para que puedas disfrutar de más sensaciones eróticas.

Mastúrbate

Darte placer regularmente te proporcionará alegría y comodidad con tu cuerpo, además de que no causa ningún daño, a excepción de un roce en la vagina si no se usa lubricante o no se hace con cuidado.

Hacer esto ayudará a que sepas de qué manera puedes obtener mayor placer, conocerte mejor y decirle a tu pareja qué es lo que quieres, porque si tienes problemas al hacer el amor contigo misma, ¿cómo podrás hacerlo con alguien más?

Toca

Nuestra piel contiene dos tipos de nervios sensibles al tacto: uno detecta el dolor; el otro placer. Pero hablar de tacto no quiere decir que sea con rudeza -a menos de que sea parte de un juego brusco entre los dos- sino de gentileza, pues el tacto lento, gentil y amoroso de la cabeza a los pies, no sólo los genitales, provoca que se disparen los nervios del dolor y las hormonas de estrés, cortisol y adrenalina, y que estos inunden al torrente sanguíneo e interfieran con el deseo y la función sexual.

Así que ya sabes, ambos se pueden tocar por todas partes, pero procurando que sea con cuidado y suavemente.

Decir lo que quieres

No, tu pareja no es clarividente para saber qué quieres y cómo lo quieres, él no puede leer tu mente, así que tú debes decirle qué hacer y cómo. Procuren preguntarse si lo que están haciendo está bien, si quiere que vayas más lento o tú quieres que él vaya más rápido. Cuando ambos sepan lo que desean, entonces el sexo será una maravilla.

Lubrica

Muchas mujeres no producen suficiente lubricación vaginal natural, por lo que los lubricantes comerciales son una excelente alternativa en la intimidad. No te expongas a lastimarte o lastimarlo a él, o todo puede terminar el una pesadilla sexual.

Novedad

Busquen nuevas experiencias, salgan de la monotonía, de la rutina diaria. Hacer algo diferente en el sexo hará que los niveles de dopamina vuelvan a elevarse y la chispa sexual se active de nueva cuenta. Haz el amor en distintos momentos, lugares y de diferentes maneras. ¡Sorpréndanse!

Fantasías

Así como la novedad aumenta la dopamina, las fantasías lo hacen igual. Cuando tienen pensamientos sexuales nuevos y emocionantes el placer sube de nivel, y puede provocar que el sexo sea aún más agradable. Antes de practicar una fantasía, ambos tienen que estar de acuerdo en hacerla realidad. Anímense y experimenten cosas, pero sobre todo disfruten de su sexualidad.

 

Publicidad