Inicio Entretenimiento Cómo saber si eres víctima de stashing

Cómo saber si eres víctima de stashing

2

¿Podría haber algo más humillante que esto?

No es un secreto que vivimos tiempos complicados para las relaciones amorosas. Ahora la nueva y cruel tendencia que está cobrando popularidad es el llamado ‘Stashing’ y si quieres saber de qué se trata -y si eres víctima de él-, sigue leyendo. 

De alguna forma, las relaciones tóxicas siempre han estado presentes, pero de una década para acá hemos logrado encontrar un término adecuado para cada comportamiento extraño por parte de la pareja.

Un nuevo término ha surgido para nombrar al hábito de mantener los romances en secreto: stashing, que traducido al español significa nada menos que “esconder”, y se aplica mayormente a cuando alguien oculta cosas incómodas sobre su vida.

Así, tal cual, ser víctima de stashing significa que tu pareja quiere mantener su relación como si fuera un secreto vergonzoso.

Esto no es nada nuevo, ha pasado desde siempre, la novedad está en que en los últimos años se ha convertido en toda una tendencia y las razones podrían ser varias.

Por un lado, las personas son cada vez más reacias a formalizar una relación con otra persona, y a veces, cuando lo hacen, prefieren mantenerlo en secreto por temor a que termine pronto o porque quieren mantener sus opciones abiertas en caso de que aparezca alguien mejor.

Algunas señales de que eres víctima de stashing son:

– Tu pareja se desaparece y no puedes localizarlo por días, luego regresa como si nada y te da cualquier excusa, o ninguna.

– A pesar de que llevan mucho tiempo saliendo, nunca comenta sobre ti en redes sociales y no hay una sola foto de ustedes juntos, pues no sólo se niega a publicarlas sino también le pide a sus conocidos que no lo hagan.

– No conoces a su familia o amigos, y si se encuentran a alguien te presenta como una amiga o de plano finge que apenas te conoce.

– Te cita casi siempre en privado o el lugares lejos de su casa, escuela o trabajo, donde no puedan encontrarse con alguien conocido.

Ser víctima de stashing duele, porque vives engañada creyendo que tienes una linda pareja, mientras que para el otro sólo eres alguien que le reporta todo los beneficios de una relación mientras se rehúsa a admitirlo ante el mundo.