Diario QuienOpina.Com – Vino tinto y chocolate ¿fuentes de juventud?

Vino tinto y chocolate ¿fuentes de juventud?

bruce noviembre 11, 2017 Comentarios desactivados en Vino tinto y chocolate ¿fuentes de juventud?
Vino tinto y chocolate ¿fuentes de juventud?

Como si necesitáramos más excusas para disfrutar de estos dos placeres, un equipo científico halló que ciertos compuestos presentes en el chocolate y el vino tinto rejuvenecieron a las células ancianas en una prueba de laboratorio.

El estudio, liderado por investigadores de la Universidad de Exeter, apoyado por colegas de la Universidad de Brighton, en Reino Unido, se basa en sus hallazgos anteriores que demostraron que una clase de genes llamados factores de empalme se desactivan progresivamente a medida que envejecemos, y la idea era probar la reacción de las células frente a ciertos compuestos que se cree, tienen la capacidad de restaurarlas.

La sustancia llamada resveratrol -que se ha probado prolonga la vida en diversos organismos de modelo animal a través de la activación de una proteína- tiene la capacidad de ayudar a rejuvenecer las células viejas, haciéndolas aparecer y comportarse como sus contrapartes más jóvenes.

Cómo actúa el resveratrol

El resveratrol se encuentra en más de 70 especies de plantas entre las que se incluyen los frutos secos, uvas, pinos, y determinados vinos. Se ha encontrado en estudios en animales y de laboratorio que el resveratrol tiene efectos antioxidantes, anticancerígenos, antiproliferativo, antifúngico, antiviral y antibacterial, sin embargo faltan más datos de estudios en humanos.

El estudio, dirigido por Lorna Harries, profesora de genética molecular en la Universidad de Exeter, se basó en el conocimiento de que cuando las personas envejecen, las hebras de ADN en las células pierden gradualmente sus “telómeros” (la tapa que actúa como la punta protectora de los cromosomas.) Con el tiempo, esto provoca que las células no puedan repararse por sí mismas.

En el laboratorio, los investigadores dispusieron resveratrol, un compuesto basado en sustancias químicas pero que se encuentra naturalmente en el vino tinto, el chocolate negro, las uvas rojas y los arándanos, y lo rociaron sobre las células más viejas. En cuestión de horas, éstas empezaron a dividirse y a presentar telómeros hasta 4 veces más largos, revirtiendo esencialmente el proceso de envejecimiento.

La efectividad del compuesto sorprendió a los científicos. Una de las participantes del experimento, la Dra. Eva Latorre, investigadora de la Universidad de Exeter, se asombró por la extensión y rapidez de los cambios en las células. “Cuando vi que algunas de las células del plato de cultivo se rejuvenecían, no podía creerlo. Estas viejas células parecían jóvenes. Fue como magia” expresó.

Bases para terapia antienvejecimiento

Los autores creen que este hallazgo puede llevar a sentar las bases para crear terapias de rejuvenecimiento. “Este es un primer paso para tratar de hacer que las personas vivan vidas normales, pero con salud para toda la vida” dijo Harries, la líder del estudio.

“Nuestros datos sugieren que el uso de productos químicos para devolver el estado a los genes que se apagan a medida que envejecemos, podría proporcionar un medio para restaurar la función a las células viejas” agregó.

“Repetí los experimentos varias veces y en cada caso las células se rejuvenecieron. Estoy muy entusiasmada con las implicaciones y el potencial de esta investigación” concluyó Harries.