Diario QuienOpina.Com – Tipos de sexo que practicarás en una relación larga

Tipos de sexo que practicarás en una relación larga

bruce noviembre 17, 2017 Comentarios desactivados en Tipos de sexo que practicarás en una relación larga
Tipos de sexo que practicarás en una relación larga

Algunas de las ventajas que tiene convivir con tu pareja es la facilidad con la que una tarde de sofá y peli puede derivar en un encuentro sexual. Puede ser por aquello de “tenerlo más a mano”, pero por H o por B, hay un cierto tipo de encuentros que solo se dan en las relaciones largas de pareja. Ejemplos:

El siestero.
Verano. Cuatro de la tarde. Vacaciones. Persianas bajadas. Aire acondicionado. Os metéis en la cama para echaros la merecida siesta después del gazpacho y la sandía, y ya sea por lo a gusto que se está, lo bien que oléis de la ducha, o el roce de los cuerpos desnudos, al final el combo polvo+siesta no falla. El orden de los factores no altera el producto: puede ser antes de dormir o después del sueño reparador.

El inesperado del sofá.
Maratón de series. Pizza, palomitas y lo que haga falta. Una mano por aquí, otra por allá, mando a distancia en modo “pause” (para no perdernos nada de las maldades de los Lanister). Una vez terminada la faena, a continuar la maratón. Y es que hay algunas series que excitan la libido más de lo normal.

El clásico.
No estáis para florituras ni experimentos, así que vais a lo seguro, que ya sabéis perfectamente lo que le gusta al otro, y el rollito 9 semanas y media ya lo practicasteis al principio de la relación. Seguro y eficaz, vamos a dejarnos de tonterías.

El “ven pacá”.
Os da igual que haya invitados esperando la paella en el salón, tanto roce en la cocina preparando las cosas, que hacéis una escapada rápida a la habitación (o al baño, o a la despensa), y sin quitaros casi la ropa consumáis. Un apetito despierta al otro, ya se sabe.

El dominguero.
Variante del siestero, pero de domingo por la mañana (o sábado). Te despiertas, desayunas en la cama, y ya descansaditos y alimentados se os despierta la fiera. Lo de echarse después la “siesta del carnero” posteriormente es opcional, pero recomendable.

El “buenas noches, cariño”.
“Buenas noches, mi amor”, media vuelta y a dormir. Más conocido como no-sex o son-ya-muchos-años-de-casados. Por más común que sea, por favor, intenta no practicarlo a menudo.