Diario QuienOpina.Com – Los señalados de la depresión blanca

Los señalados de la depresión blanca

bruce noviembre 3, 2017 Comentarios desactivados en Los señalados de la depresión blanca
Los señalados de la depresión blanca

“Crisis jamás, podemos perder tres o cuatro partidos, pero nunca hay crisis”. Con esta frase defendía Cristiano Ronaldo al equipo en la zona mixta después de que el Real Madrid cayera de manera contundente contra el Tottenham (3-1) en la Champions. El equipo de Zinedine Zidane desplazó su delicada situación en Liga a su torneo fetiche, aquel que le suele servir para lamerse las heridas cuando los resultados en el campeonato doméstico no son positivos.

Ante el conjunto londinense, tanto en el Bernabeu como en Wembley, quedó patente que estos primeros meses de competición no se pueden achacar únicamente a la mala suerte. El vigente campeón de Liga y Champions está muy por debajo de lo que se esperaba, más aún cuando en la Supercopa de España humilló al Barça con un juego que recordaba más a la idea azulgrana que a la que están acostumbrados en Chamartín.

El conjunto blanco ha desplazado su delicada situación en Liga a su torneo fetiche

Toda esa excelencia parece haberse esfumado, pues ni la puesta en escena ni tampoco los resultados acompañan. Es por ello que se empiezan a analizar los síntomas de la actual depresión blanca y aparecen los primeros responsables.

Karim Benzema

Es la diana fácil del madridismo, el primero de la fila señalado cuando los resultados son negativos y el gol brilla por su ausencia. Ese amor-odio que siente el Bernabeu por el delantero francés se encuentra actualmente instalado en la aversión. Los números dan la razón a los más críticos: dos goles en once partidos es un pobre bagaje para un delantero de la talla de Benzema, que este año no tiene competencia en supuesto. Además, su preocupante falta de acierto de cara a puerta no lo compensa de ningún otro modo al pasar de puntillas en la mayor parte de partidos.

Marcelo no atraviesa su mejor momento© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Marcelo no atraviesa su mejor momentoMarcelo no atraviesa su mejor momento(Reuters)

Marcelo

El lateral brasileño ha sido uno de los jugadores más fiables de la plantilla blanca en los últimos años. Intocable por su indudable calidad y capacidad de ponerse incluso al equipo a la espalda en situaciones límite, el mal momento que atraviesa le ha situado en el punto de mira. Impreciso y sin aportar como lo hacía antes en ataque, sus habituales descuidos atrás se han agravado costándole incluso algún gol a su equipo.

Luka Modric

El faro croata alumbra mucho menos que de costumbre esta temporada. Al Madrid le cuesta dominar los partidos y gran parte de culpa la tienen hombres como Modric y Kroos, mucho más apagados de ideas. Sólo Isco enciende la luz en el centro del campo, pero se encuentra demasiado solo a la hora de asociarse, tanto con los compañeros de la medular como con los de ataque.

Cristiano Ronaldo

Mientras que en Champions sus números están siendo muy buenos (seis goles en cuatro partidos), la pólvora mojada del portugués en la Liga está penalizando mucho a los suyos. Es cierto que se perdió las cuatro primeras jornadas por sanción, pero en las otras seis sólo ha sido capaz de ver puerta en una ocasión.

A Cristiano se le resiste el gol en Liga© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. A Cristiano se le resiste el gol en LigaA Cristiano se le resiste el gol en Liga(Getty)

Se quejaba Cristiano tras el partido ante el Tottenham que sólo se le valora por sus estadísticas -argumento que defendía hasta hace bien poco- y no por sus exhibiciones, pero lo cierto es que la trascendencia del portugués en el Madrid se reduce a meterla o no. Su trascendencia en el juego es completamente nula, más todavía esta temporada al ser el referente arriba en muchos partidos, lo que provoca que sea menos participativo.

Zinedine Zidane

Es la primera crisis que atraviesa desde que llegó al Real Madrid. Pese a que los primeros pinchazos en casa se excusaron a la mala suerte por el número de ocasiones que generó el equipo, los dos batacazos frente a Girona y Tottenham han encendido las alarmas. A Zidane se le critica su poco intervencionismo en esos momentos. El cambio de sistema al pasar a defensa de tres no ha dado sus frutos en ninguno de los dos encuentros, más bien todo lo contrario.

La actitud del equipo, así como la condición física -más allá de las lesiones de peso-, deja mucho que desear y la gestión de la plantilla, algo tan alabado el curso anterior, ha quedado mucho más limitada al perder puntales de la popular unidad B.

Florentino Pérez, durante el partido contra el Girona© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Florentino Pérez, durante el partido contra el GironaFlorentino Pérez, durante el partido contra el Girona(AFP)

Florentino Pérez

Cuando algo funciona, lo mejor es no tocar nada. Esa era la idea que tenía el conjunto blanco, a excepción de algún retoque, pero Florentino Pérez no ha podido mantener el nivel de plantilla de la temporada pasada. Suplentes de lujo como Pepe, Morata o James se han marchado en busca de mayor protagonismo. Los que han llegado en su lugar son jóvenes con mucho potencial, pero que de momento no están respondiendo del mismo modo por su falta de experiencia.

El Madrid se encuentra a ochos puntos del Barça en Liga y a tres del Tottenham en Champions, lo que le complica la primera plaza de su grupo. Pese a ello, no debe olvidarse que en el fútbol los estados de ánimo pueden cambiar en un reducido espacio de tiempo y que, como también dijo Sergio Ramos, “al Real Madrid no se le puede dar por muerto”. Queda mucha temporada por delante, pero la maquinaria blanca no carbura como se esperaba.