Diario QuienOpina.Com – Lo último en tratamiento para la Diabetes

Lo último en tratamiento para la Diabetes

bruce noviembre 29, 2017 Comentarios desactivados en Lo último en tratamiento para la Diabetes
Lo último en tratamiento para la Diabetes

La diabetes es una enfermedad que tiene muchos síntomas, causas o padecimientos en común, sin embargo, el tratamiento puede variar de acuerdo a las necesidades del paciente.

La Universidad de California realizó un estudio sobre los posibles tratamientos no convencionales y uno de ellos es la inyección de proteína FGF1 que es capaz de restablecer los niveles de azucares a partir de su aplicación en dos días o más. Además, revierte la parte insensible de la insulina y no provoca daños secundarios.

Otro de los tratamientos renovados, es la llamada “terapia combinada” que adopta dos medicamentos diferentes, analizando el efecto de cada uno de ellos, siendo posible que el primero no funcione como se espera y se necesite la aplicación del otro para reducir los niveles de glucosa o que ambos produzcan beneficios diferentes pero positivos y que su resultado sea más efectivo.

En El Salvador, de acuerdo a la opinión del Dr. Cristóbal Marroquín, entre los principales tratamientos está la aplicación de sulfonilureas (antidiabéticos orales) de 4mg a 8mg distribuidos uniformemente en dos tomas y, de forma individual, una de las más efectivas, son las metforminas a dosis de 850 mg dos veces al día: desayuno y cena, o agregando una tercera, en el almuerzo (dependiendo el caso), después de las comidas.

El tratamiento variará según la calidad de vida del paciente, compromisos con otras enfermedades, dietas y su estado nutricional. Si presenta un niveles mayores o iguales a 200gm de azúcar en el cuadro diabético, es necesario la aplicación de insulinas, partiendo desde la insulina humana lenta, (inicialmente empleando 0.3 a 0.5 unidades por kilo, distribuida en 2 dosis previas al desayuno y a la cena mezclada con medicamentos orales) y esta, se puede ir incrementando de acuerdo a las complicaciones o necesidades que se presenten hasta obtener mejorías.

Todo tratamiento debe ir reforzado con la participación activa del paciente, el cambio en la rutina de vida y la actitud con la que se enfrente.