Diario QuienOpina.Com – Las primeras señales del cáncer de pulmón

Las primeras señales del cáncer de pulmón

bruce noviembre 13, 2017 Comentarios desactivados en Las primeras señales del cáncer de pulmón
Las primeras señales del cáncer de pulmón

No fumas, vives en un área menos contaminada que otras y no hay antecedentes de cáncer en tu familia. Pese a todas esas ventajas los expertos recomiendan que manejes información actualizada acerca de los primeros signos de cáncer de pulmón, para que estés en capacidad de identificar la enfermedad en caso de que tú o alguien de tu entorno llegue a padecerla alguna vez. 

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer, así como uno de los tipos de cáncer más comunes en general. De las patologías nuevas diagnosticadas cada año en Estados Unidos alrededor del 14 por ciento son casos de cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer en hombres y mujeres; alrededor de una de cada cuatro muertes por cáncer se debe a cáncer de pulmón. Cada año, más personas mueren por cáncer de pulmón que por cánceres de colon, seno y próstata combinados.

El cáncer de pulmón principalmente ocurre en las personas de edad avanzada. Alrededor de dos de cada tres personas diagnosticadas con cáncer de pulmón tienen 65 años o más; mientras que menos del 2% son menores de 45 años. La edad promedio al momento de realizarse el diagnóstico es de aproximadamente 70 años, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer.

Fumadores y no fumadores

En general, la probabilidad de que un hombre padezca de cáncer de pulmón en el transcurso de su vida es de aproximadamente 1 en 14; para una mujer, el riesgo es de 1 en 17. Estos números incluyen tanto a fumadores como a no fumadores.

El riesgo es mucho mayor para los fumadores, mientras que para los no fumadores el riesgo es menor.

Los hombres de raza negra son aproximadamente 20% más propensos a padecer cáncer de pulmón en comparación con los hombres de raza blanca. La tasa es aproximadamente 10% menor en las mujeres de la raza negra que en las mujeres de la raza blanca.

Tanto las mujeres negras como las mujeres blancas tienen tasas menores en comparación con los hombres, aunque la diferencia se está reduciendo. La tasa de cáncer de pulmón ha disminuido en los hombres durante las últimas décadas, pero en las mujeres esto solo ha sucedido en los últimos diez años aproximadamente.

Las estadísticas sobre la supervivencia en las personas con cáncer de pulmón dependen de la etapa (extensión) de la enfermedad al momento del diagnóstico.

A pesar que el pronóstico del cáncer de pulmón es muy grave, algunas personas con cánceres en etapas más tempranas se curan. Más de 430,000 personas que viven hoy han sido diagnosticadas con cáncer de pulmón en algún momento de sus vidas.

Y según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, hasta 20 por ciento de las personas con cáncer de pulmón manifestaron no ser fumadoras, lo que significa que el humo de segunda mano, los factores ambientales o las mutaciones genéticas pudieron haber desencadenado su aparición.

Con probabilidades como esas, en las que aun sin fumar puedes enfermarte, es muy importante que conozcas los signos comunes de cáncer de pulmón y consultes al médico de inmediato.

Síntomas importantes

1. Tos persistente
Un resfriado común u otra enfermedad respiratoria puede causarte tos, pero solo durante una o dos semanas. Si tu tos continúa durante un mes o más debes ir al médico y examinarte. Además, debes informarle al médico si te enfermas repetidamente y cada enfermedad afecta directamente al pecho.

2. Respiración anormal o sibilancia
Los pacientes con cáncer de pulmón generalmente notan un cambio en la respiración. Tener dificultad para respirar o dificultad para respirar después de actividades que normalmente encuentra fáciles sugiere que tienes un problema que debes evaluar.

Del mismo modo, no descartes las sibilancias como un síntoma más de las alergias a menos que tu médico lo haya confirmado. La respiración con silbido ocurre cuando tus pulmones están contraídos o bloqueados. Compruébalo, especialmente si no has tenido alergias recientes o alergias conocidas.

3. Voz ronca El cáncer de pulmón puede comenzar a presionar el nervio que controla la laringe. Cuando eso sucede, notarás un cambio en tu voz, como una afonía o ronquera. Debes tomar nota si el cambio dura más de dos semanas y avisa a tu médico acerca de este síntoma.

4. Pérdida de peso inexplicable
¿Ha perdido peso sin hacer dieta o ejercicio excesivo? Aunque la pérdida de peso sin esfuerzo podría emocionarte, podría significar un problema más profundo y necesita la evaluación de tu médico. Junto con cualquiera de los otros síntomas ya mencionados, la pérdida de peso puede significar directamente cáncer de pulmón.

5. Dolor de espalda
Finalmente, un signo menos conocido de cáncer de pulmón es un dolor profundo en los huesos o articulaciones. Muchos sienten un dolor agudo en la espalda o las caderas, y el dolor puede empeorar durante la noche.

Una vez detectados algunos de estos síntomas, tu médico debe indicarte otros exámenes. Una radiografía simple quizás no revele la enfermedad en sus etapas iniciales, pero una tomografía computarizada de baja dosis escaneará tu cuerpo mientras que dosis bajas de radiación crearán imágenes detalladas de tus pulmones.

Si los resultados de la exploración parecen anormales, tu médico puede ordenar una muestra de tejido (biopsia) para confirmar el diagnóstico. También puede recomendar una prueba de esputo para ver si hay células cancerosas allí.

El siguiente paso después del diagnóstico es determinar la extensión del cáncer de pulmón. En este punto, el médico puede recomendar más tomografías computarizadas, tomografías por emisión de positrones, escáneres óseos o una resonancia magnética para obtener un análisis preciso. El tipo de prueba dependerá de tu situación específica.

Opciones de tratamiento

El tratamiento dependerá en gran medida del tipo y la etapa del cáncer de pulmón. Para el cáncer de pulmón de células no pequeñas, el médico puede recomendar una variedad o combinación de tratamientos:

Cirugía: los médicos trabajarán para eliminar el cáncer y es posible que necesiten extirpar tejido o parte del pulmón en etapas posteriores. Los especialistas a menudo trabajan juntos en estos casos. Seguramente tendrás dificultad para respirar después de una cirugía pulmonar.

Terapia dirigida: es posible que puedas tomar estos medicamentos junto con la quimioterapia. Los medicamentos se enfocan en las anormalidades de las células cancerosas y es posible que tu médico necesite más pruebas para asegurarse de que la terapia te ayude.

Radiación: este método usa altas dosis de radiación de rayos X u otra fuente para matar células cancerosas.

Quimioterapia: se te indicarán medicamentos orales o IV que eliminarán las células cancerosas. La quimioterapia a menudo se usa en combinación con cualquiera de los tratamientos anteriores.

Para el cáncer de pulmón de células pequeñas, es probable que recibas radioterapia y quimioterapia como tratamiento principal. En cualquier caso, también puede optar por participar en ensayos clínicos.