Diario QuienOpina.Com – El momento en que las mujeres podrían ser más infieles

El momento en que las mujeres podrían ser más infieles

bruce noviembre 20, 2017 Comentarios desactivados en El momento en que las mujeres podrían ser más infieles
El momento en que las mujeres podrían ser más infieles

Puede que la famosa “crisis de los siete años” tenga algo que ver. Un reciente estudio ha revelado que existe un determinado periodo en el que las mujeres tienen una mayor tendencia a ser infieles a sus parejas.

La investigación, publicada enThe Journal of Sex Research (Revista de investigación sobre el sexo) ha revelado que las mujeres tienen más tendencia a cometer una infidelidad cuando llevan entre seis y diez años de relación.

Los investigadores también estudiaron la infidelidad masculina y descubrieron que la franja en el caso de los hombres es menos específica: en concreto, averiguaron que los hombres tienen una mayor tendencia a cometer adulterio después de llevar 11 años en una relación.

Los investigadores llevaran a cabo dos encuestas con 423 personas. Cada uno de los participantes completó una encuesta acerca de la importancia que tiene para ellos resistirse a ser infiel. También contestaron a la pregunta de cuántas veces serían infieles si tuvieran la oportunidad de hacerlo.

El estudio también sacó a relucir los motivos que llevaban a las personas a poner los cuernos, donde se incluían factores como el miedo a quedarse solo si la pareja se enteraba del posible adulterio, los valores morales y motivos religiosos. Fueron menos frecuentes motivos como los efectos que tendría sobre su pareja o sobre sus hijos en común.

Estos resultados salen a la luz solo unos meses después de que otro estudio revelara que las mujeres con un trabajo concreto son más propensas a ser infieles.

Según ese estudio, las mujeres que ejercen de amas de casa son más propensas a poner los cuernos a sus parejas, por “el sentimiento de soledad y una falta de satisfacción en su matrimonio”.

“Este sentimiento de soledad está muy presente en las amas de casa, que a menudo pasan muchas horas solas y los maridos no les prestan atención cuando regresan a casa“, apunta Christian Grant, un representante de Illicit Encounters, que llevó a cabo el estudio.

El estudio también reveló que los hombres altos, inteligentes y adinerados son más propensos a cometer infidelidades, ya que de este modo alimentan su ego y su lujuria; en este caso no se debe a un sentimiento de soledad.

Y pese al hecho que apunta el estudio de que las mujeres son más infieles en un determinado momento de su relación, otras investigaciones sugieren que los hombres ponen los cuernos con más frecuencia que las mujeres, ya que las mujeres están muy condicionadas por la sociedad y lo hacen menos.

“Se sabe que las mujeres son más sensibles a la presión social que los hombres, y siempre ha habido más presión sobre las mujeres para que adopten un comportamiento sexual adecuado”, plantea a The Independent Michèle Binswanger, una periodista suiza y autora de Cheating: A Handbook for Women (Infidelidad: una guía para mujeres).

“Además, desde siempre han tenido menos oportunidades, pues antes era más común que se quedaran en casa cuidando de sus hijos”, añade la periodista.

La perspectiva de Binswanger también corrobora lo que ya habían sugerido algunos estudios anteriores: que ha cambiado la percepción de las mujeres de lo que implica una relación exitosa y significativa.

“Hoy en día, las mujeres tienen mayores expectativas en lo que refiere a su vida sexual que hace 40 años, quieren experimentar y, son más independientes en general”, explica Binswanger, y añade que un gran porcentaje de las mujeres que son infieles a sus parejas no solo se sienten frustradas con su relación, también con su vida en general.

“Muchas mujeres no se sienten deseadas ni escuchadas: se sienten infelices, de modo que empiezan a buscar nuevas emociones”, zanja Binswanger.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición canadiense del ‘HuffPost’ y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.