Diario QuienOpina.Com – Cinco alimentos que No sabes que adelgazan

Cinco alimentos que No sabes que adelgazan

bruce noviembre 17, 2017 Comentarios desactivados en Cinco alimentos que No sabes que adelgazan
Cinco alimentos que No sabes que adelgazan

Cuando nos proponemos adelgazar, quizá no haya nada más arduo y a la vez molesto que deshacerse de la grasa abdominal. Por mucho que te cuides y hagas ejercicio, los michelines siguen ahí, impidiendo que alcances la figura deseada no solo para lucir palmito, sino que además es saludable. Si es tu caso, tal vez a tu rutina alimenticia le falte un pequeño apoyo. Lo demuestra la nutricionista estadounidenese Keri Gans que en su libro ‘The Small Change Diet’ (‘La dieta del pequeño cambio’) enumera una lista de alimentos que ayudan a mantener el abdomen plano. ¿Cómo? Porque ayudan a reducir la hinchazón, a mejorar el metabolismo y proporcionar nutrientes esenciales en la pérdida de peso.

Plátanos

Esta fruta es conocida por su alto contenido en potasio (por algo la toman los tenistas durante los partidos). Sin embargo, tiene otra particularidad provechosa: contiene almidón resistente, sobre todo en el plátano verde o macho. Se trata de un tipo de carbohidrato que el cuerpo digiere lentamente, lo que aumenta la sensación de saciedad y ayuda a controlar la cantidad de comida, mejor incluso que otros tipos de fibra.

Al contrario que otros tipos de almidón, este resiste a la digestión y viaja por nuestro intestino relativamente intacto hasta llegar al colon, donde la flora intestinal lo transforma en ácidos grasos de cadena corta (el alimento favorito de las células intestinales). Este proceso tiene efectos beneficiosos, pues hace más fácil que tu cuerpo queme grasa, aumentando el nivel de oxidación de las células musculares.

Lentejas

Foto: iStock.© Proporcionado por El Confidencial Foto: iStock.

No falla, está en todas las listas de superalimentos. Las legumbres, producto estrella de la dieta mediterránea, son por consenso una de las comidas que médicos y nutricionistas más recomiendan. Para empezar, algunos componentes como (de nuevo) el almidón resistente y la fibra dietética ayudan a controlar el apetito y a proporcionar una sensación de saciedad. Pero no solo eso. Además, contienen pocas calorías y grasas, por no mencionar el hierro. Cuando tenemos carencia de este elemento, el metabolismo tiende a ralentizarse, porque el cuerpo no tiene todo el combustible que necesita para funcionar de manera eficiente.

Hinojo

Foto: iStock.© Proporcionado por El Confidencial Foto: iStock.

Las propiedades diuréticas del hinojo hacen de este vegetal, de la familia de la zanahoria y el eneldo, un complemento ideal para mejorar la digestión y reducir la hinchazón. Toda la planta es comestible, desde el bulbo hasta las hojas.

Se puede comer crudo o cocido, en una ensalada, pizza o sopa, como gustes. También se suele recomendar el  de hinojo para tratar el vientre inflamado y relajar los músculos de los órganos digestivos.

Espárragos

Foto: iStock.© Proporcionado por El Confidencial Foto: iStock.

Son el diurético natural por excelencia, por lo que ayuda a eliminar el exceso de agua a través de la orina, aliviando así cualquier malestar y la distensión abdominal. De esta forma, atenúa la inflamación y la incomodidad generada por las digestiones largas.

El picante

Foto: iStock.© Proporcionado por El Confidencial Foto: iStock.

Las comidas picantes tienen un beneficio oculto: ponen en marcha el metabolismo. Lo han demostrado diversos estudios. Entre ellos, el de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos, que asegura que la capsaicina (la cual proporciona su característico sabor) puede ayudar a prevenir el aumento de peso. Los investigadores descubrieron que los participantes que comían alimentos ricos en este componente activo tenían menos antojos de alimentos grasos, salados y dulces, así como una menor preocupación por comer en general.

Debes olvidarte de…

Bebidas con gas.

Chicles y caramelos.

Carbohidratos refinados.

Ácidos grasos hidrogenados o trans.

Harinas y azúcares refinados.

Exceso de sal.

Pocos alimentos son tan saciantes. (iStock)© Externa Pocos alimentos son tan saciantes. (iStock)