Periódico QuienOpina – Plátanos y aguacates pueden salvar tu corazón

Plátanos y aguacates pueden salvar tu corazón

bruce octubre 13, 2017 Comentarios desactivados en Plátanos y aguacates pueden salvar tu corazón
Plátanos y aguacates pueden salvar tu corazón

Los plátanos, los aguacates, y otros alimentos ricos en potasio, pueden ayudar a proteger contra la calcificación vascular patogénica, también conocida como endurecimiento de las arterias o ateroesclerosis.

Esto es lo que descubrieron los investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB), EE.UU., quienes gracias a sus investigaciones hallaron que la reducción del potasio en la dieta promueve una rigidez aórtica elevada, mientras que la dieta rica en potasio ejerce el efecto contrario.

Esa rigidez arterial es predictiva de enfermedades del corazón y de muerte por enfermedades del corazón, y representa un problema de salud importante.

Los investigadores de la UAB también encontraron que el aumento de los niveles de potasio en la dieta disminuyó la calcificación vascular y la rigidez aórtica. Además, desentrañaron el mecanismo que ejerce el potasio en dosis bajas o altas sobre la salud cardíaca.

Además de los plátanos y aguacates, otros alimentos ricos en potasio son las patatas (papas), espinaca, pasas de uva, leche y albaricoques o alcauciles.

Al descubrir cómo las células del músculo liso vascular de las arterias regulan la calcificación vascular, se pone de manifiesto la necesidad de considerar el consumo dietético de potasio para prevenir las complicaciones vasculares de la ateroesclerosis. También proporciona nuevos objetivos de terapias potenciales para prevenir o tratar la calcificación vascular ateroesclerótica y la rigidez arterial.

La arterioesclerosis es una afección en la cual placa se acumula dentro de las arterias. La placa es una sustancia pegajosa compuesta de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias. Eso limita el flujo de sangre rica en oxígeno.

Más potasio: mejor salud cardíaca

El equipo de la UAB, liderado por Yabing Chen, exploró este mecanismo de la enfermedad vascular en tres grupos de ratones de laboratorio propensos a la ateroesclerosis y a enfermedades cardiovasculares.

Usando niveles bajos, normales o altos de potasio en la dieta, los científicos encontraron que los ratones alimentados con una dieta baja en potasio tuvieron un aumento significativo en la calcificación (endurecimiento) vascular. En cambio, en los ratones alimentados con una dieta con alto contenido de potasio, se inhibió notablemente la calcificación vascular, que forma tejidos duros similares al tejido óseo.

El otro dato relevante que surgió fue que en los ratones con dietas bajas en potasio aumentó la rigidez de sus aortas, mientras que ese efecto no se produjo en los que consumían más potasio.

“Los hallazgos tienen un potencial importante”, dijo Paul Sanders, profesor de nefrología en el Departamento de Medicina de la UAB y coautor, “ya que demuestran el beneficio de una adecuada suplementación de potasio en la prevención de la calcificación vascular, y el efecto adverso de la baja ingesta de potasio”.

Las conclusiones del estudio fueron publicadas en JCI Insight, y recibió financiamiento de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y del Departamento de Investigación de Asuntos de Veteranos.

La aterioesclerosis puede llevar a problemas graves como:

•Enfermedad de las arterias coronarias. Estas arterias llevan sangre a su corazón. Cuando se bloquean, usted puede sufrir una angina de pecho o un ataque cardíaco.
•Enfermedades de las arterias carótidas. Estas arterias llevan sangre a su cerebro. Cuando se bloquean, usted puede sufrir un ataque cerebral.
•Enfermedad arterial periférica. Estas arterias están en sus brazos, piernas y pelvis. Cuando se bloquean, usted puede sufrir adormecimiento, dolor y a veces infecciones, informa la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.

En general, la aterioesclerosis no presenta síntomas hasta que una arteria se estrecha demasiado o por completo. Mucha gente no sabe que la sufre hasta que tiene una emergencia médica.