Diario QuienOpina.Com – La dieta de la longevidad: las claves para vivir más y mejor

La dieta de la longevidad: las claves para vivir más y mejor

bruce octubre 17, 2017 Comentarios desactivados en La dieta de la longevidad: las claves para vivir más y mejor
La dieta de la longevidad: las claves para vivir más y mejor

Ni cinco comidas al día, ni un extra de proteínas para perder peso y vivir más tiempo… el bioquímico y experto en medicina antiedad, Valter Longo, conocido como el gurú de la longevidad, acaba de presentar el libro “La dieta de la longevidad” en el que da sus claves para vivir hasta los 110 años de la forma más sana en base a sus investigaciones con los habitantes de los pueblos más longevos. Comer más verduras, hacer ejercicio moderado (bastaría con andar rápido o subir escaleras), y no comer grasas ni azúcares y practicar el ayuno de una a dos veces al año se convierten en “mantras” para vivier más y mejor ya que son hábitos que contribuyen a la regeneración celular y al fortalecimiento del sistema inmunitario. ¡Te contamos cómo funciona!

En la búsqueda de la respuesta de qué es lo que hace que unas personas sean más longevas en ciertas zonas del mundo, es lo que ha llevado a Valter Longo, investigador al frente del Instituto de Longevidad de la facultad de Gerontología de la Universidad de California del Sur y director también del laboratorio de oncología y longevidad del Instituto de Oncología Molecular de Milán a escribir su nuevo libro “La dieta de la longevidad” (Ed. Grijalbo).

En este libro que promete convertirse en bestseller (ya lleva 300.000 ejemplares vendidos), el investigador expone sus claves para vivir más y mejor de la forma más saludable tras más de 25 años de investigación y de recorrer el mundo: desde Okinawa, a California, Costa Rica y Calabria, entre otros lugares, donde ha analizado los hábitos alimentarios y de estilo de vida de más de 300 personas centenarias.

Y es que este experto en nutrición y gurú antiedad asegura que “llegar hasta los 110 años con una vida sana, está en nuestras manos”. La cuestión es ¿cómo lograrlo hoy en día sin que sea una misión imposible evitando la degeneración celular y de la forma más sana?¡Así funciona la dieta de la longevidad que propone Valter Longo!

1) Apuesta por una dieta pescetariana o vegana añadiendo pescado, pero evitando los de gran tamaño o aquellos que contienen mucho mercurio y limitar el pescado a dos o tres comidas semanales.

2) Reduce al mínimo la ingesta de grasas animales y azúcares.

3) Come judías, garbanzos, guisantes y otras legumbres como principal fuente de proteínas.

4) Manten el consumo de proteínas entre 0,7 y 0,8 gramos por kilo de peso, es decir, si pesas 50 kilos, toma de 35 a 40 gramos de proteína más o menos y después de los 65 años, la clave es aumentar un poco el consumo de las mismas para no perder masa muscular.

5) Toma grandes cantidades de carbohidratos complejos (tomates, brécol, zanahorias, legumbres, etc.).

6) Consume cantidades altas de aceite de oliva (50-100 ml a diario) y un puñado de nueces, almendras o avellanas.

7) Come pescado y marisco con omega-3/6 y vitamina B12 presentes en el salmón, los boquerones, sardinas, bacalao, dorada, trucha, almejas, gambas) al menos dos veces por semana.

8) Sigue una dieta rica en vitaminas y minerales pero completarla dos o tres veces por semana con un suplemento multivitamínico de alta calidad.

9) Come en un intervalo de 12 horas diarias empezando después de las 8 de la mañana y acabando antes de las 20 horas de la noche.

10) No comas durante tres o cuatro horas antes de acostarte.

11) Practica periódicamente el ayuno o de Dieta que Imita el Ayuno (DIA) una o dos veces al año, según los consejos de tu nutricionista. El ayuno, según Longo, “reduce la enzima PKA que es el gen clave que debe apagarse para que las células madre pasen a la modalidad regenerativa”.

12) Si tienes tendencia a ganar kilos, haz dos comidas diarias: desayuno y comida o cena, y dos meriendas de 100 calorías con bajo contenido en azúcares (menos de 5 gramos), y que una de las cuales sustituya a una comida (deja que te asesore un nutricionista para evitar carencias alimentarias).

13) Mantén bajo control tu peso corporal y tu perímetro abdominal para decidir el número de comidas diarias (dos o tres).

14) Si tu peso es normal o tiendes a perder peso habitualmente, haz tres comidas normales, además de una merienda de 100 calorías con bajo contenido en azúcares (menos de 35 gramos).

15) Come escogiendo los ingredientes de entre los que comían nuestros antepasados.

Independientemente de la genética, el autor sostiene que la alimentación influye y mucho a la hora de prevenir y paliar los efectos de enfermedades degenerativas e incluso el cáncer. Así que nada como seguir estos hábitos para llegar a vivir más años y con más calidad de vida. Palabra de un número uno.