Tegucigalpa, Honduras.

Hay dudas para ser confiable el Censo Nacional Electoral (CNE), que se usará en los comicios generales del próximo 26 de noviembre, denunció la organización civil ON-26, en su segundo informe relacionado con el proceso electoral.

Las dudas sobre el CNE, la genera la inconclusa depuración, los problemas en la entrega de las tarjetas de identidad y las presuntas irregularidades en los llamados traslados domiciliarios, que son viejas prácticas que persisten y marcan el contexto del actual proceso electoral, reveló el nuevo informe de ON-26.

Otros elementos que destaca el documento, son las denuncias sobre la presunta retención de tarjetas de identidad en diversos municipios, para ser trasladadas a Tegucigalpa, sin que las autoridades del Registro Nacional de las Personas (RNP), hayan emitido criterios válidos y creíbles.

Asimismo señala la aprobación del voto en plancha, a través de la raya o línea continua, y el desconocimiento sobre quién sustituirá a la cuestionada empresa Mapa Soluciones, en la transmisión de datos, ni cuáles serán sus funciones específicas.

También resalta que de más de tres mil aspirantes inscritos a cargos de elección popular, solo la mitad ha cumplido con la disposición de abrir cuentas bancarias, con el fin de depositar los fondos que reciban para financiar su campaña y así transparentar sus finanzas como lo establece la Ley de Política Limpia.

Publicidad