Diario QuienOpina.Com – Honduras, ‘Amotinamiento’ en cárcel de máxima seguridad el “Pozo I”

Honduras, ‘Amotinamiento’ en cárcel de máxima seguridad el “Pozo I”

bruce octubre 20, 2017 Comentarios desactivados en Honduras, ‘Amotinamiento’ en cárcel de máxima seguridad el “Pozo I”
Honduras, ‘Amotinamiento’ en cárcel de máxima seguridad el “Pozo I”

Tegucigalpa, Honduras.

Tres privados de libertad fueron reportados como heridos por arma de fuego y cortopunzantes, en menos de 24 horas, durante reyertas ocurridas al interior de la cárcel de máxima seguridad de “El Pozo I”, ubicada en Ilama, Santa Bárbara.

La información preliminar enviada por corresponsales y autoridades policiales de esa zona occidental establece que la mañana de ayer jueves se produjo un amotinamiento de reclusos en ese recinto carcelario y eso provocó que tres reos resultasen heridos, dos de ellos a tiros.

Posteriormente, se estableció que los afectados son miembros de la pandilla 18, identificados como Milton Geovany Escobar Jiménez (31), apodado “El Dawnner”, quien fue baleado en la pierna derecha y su compañero de pandilla, Carlos Daniel Zavala Dueñas (37), alias “Gótico, que también resultó con herida en la pierna derecha por arma de fuego calibre desconocido.

Un tercer miembro de asociación ilícita habría sufrido lesiones en la cabeza, según los escuetos reportes policiales.

“Lo que tenemos aquí es dos personas heridas con armas de fuego, nosotros estamos investigando precisamente quién disparó esta arma y estas dos personas pertenecen a la pandilla 18”, reportaba el jefe departamental de la Policía Nacional en Santa Bárbara, comisionado Marlon Miranda.

EN UNA CANCHA

“Esto sucedió mientras se encontraban en una de las canchas, donde permanecen estas personas (reos), cuando se realizan algunas actividades y ahorita lo que queremos determinar, qué fue lo que pasó donde resultaron heridas dos personas por arma de fuego”, señaló.

Tras el tiroteo al interior del reclusorio, los afectados fueron trasladados de emergencia al Hospital de Santa Bárbara. Horas después se coordinó que fuesen trasladados a un centro asistencial de San Pedro Sula, Cortés.

Inexplicablemente, cuando los reos eran llevados al centro asistencial no vestían el uniforme color naranja y portaban alhajas como cadenas y aritos como privilegios que -según se anunció- serían eliminados en esa cárcel.

Hasta ayer tarde las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) no se habían pronunciado para dar detalles sobre lo ocurrido y cómo habrían ingresado armas de fuego a “El Pozo I”.

Pero un día antes, alrededor de las 8:30 de la noche, las autoridades del INP sí informaron a la ciudadanía “que en las últimas horas un privado de libertad, recluido en el Centro Penitenciario El Pozo I, en Ilama, Santa Bárbara fue golpeado por otros internos”.

Así, posteriormente se supo ayer de forma extraoficial que el tercer reo fue herido con arma cortopunzante, un punzón.

SERÁN SANCIONADOS

De manera inmediata, la persona agredida fue trasladada a un centro asistencial para que recibiera atención médica y se recupera satisfactoriamente.

El boletín carcelario finaliza indicando que “los privados de libertad responsables de cometer el acto de violencia fueron plenamente identificados y serán sancionados de conformidad al Reglamento Disciplinario del Instituto Nacional Penitenciario, sin perjuicio de la responsabilidad penal que se les pudiera deducir por la comisión de esta acción”.

“El Pozo I”, es una cárcel de máxima seguridad que clasifica a los internos por su grado de peligrosidad en tres niveles.

Luego de la reyerta y balacera en una de las canchas de la cárcel, un equipo de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), llegó a “El Pozo I” para realizar las primeras pesquisas que van desde el decomiso de videos instalados en el perímetro, así como recoger declaraciones de policías penitenciarios.

Hasta ayer tarde se desconocía cómo fueron ingresadas las armas de fuego y cortopunzantes a esa cárcel de máxima seguridad.

Sobre esa pregunta, representantes de organismos de derechos humanos pidieron que se investigue a los custodios de “El Pozo I”, porque a los familiares de los internos las autoridades no los dejan ni visitarlos y se descarta que algún pariente haya ingresado las armas.

VISITAS SUSPENDIDAS

Por su parte, el viceministro de Seguridad, Luis Suazo, en escuetas declaraciones a periodistas, anunció que las visitas a “El Pozo I”, quedaban suspendidas hasta segunda orden.

Suazo advirtió que vienen consecuencias para el personal que opera en esa cárcel de Ilama, hacia donde empezaron los traslados de reos peligrosos en septiembre de 2016. Un poco más de 1,300 reos guardan prisión en “El Pozo I” y apenas hay cupo para 140 más debido a que su capacidad es de 1,440, se ha informado.

También, la cárcel de Morocelí, en el departamento oriental de El Paraíso, conocida como La Tolva o “El Pozo II”, forma parte de los nuevos conceptos de máxima seguridad en ese tipo de recintos y en ambas cárceles están confinados los reos más peligrosos de Honduras.