Periódico QuienOpina – FID, 300 millones de personas en riesgo de contraer diabetes tipo 2

FID, 300 millones de personas en riesgo de contraer diabetes tipo 2

bruce octubre 12, 2017 Comentarios desactivados en FID, 300 millones de personas en riesgo de contraer diabetes tipo 2
FID, 300 millones de personas en riesgo de contraer diabetes tipo 2

Según la OMS más del 80% de las muertes por diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios.

Los últimos 30 años han sido testigos del rápido aumento de la diabetes tipo 2. En 1985 se  estimaba que había aproximadamente 30 millones de personas con esta epidemia. Una década más tarde la cifra incrementó a 150 millones. Hoy, según las cifras de la Federación Internacional de Diabetes (FID) hay más de 250 millones de personas que la padecen. Además,  la FID estima que más de 300 millones de personas en el mundo están en riesgo de contraer diabetes tipo 2. A menos que se tomen las medidas necesarias como la de implementar eficazmente programas de prevención y control, la FID predice que el número total de personas con diabetes alcanzará los 380 millones para 2025. En El Salvador se estima que un 10% de la población adulta mayor de 20 años padece este tipo de diabetes, cifra que aumentará significativamente en los próximos años.

Para contribuir a erradicar esta epidemia y parar su aumento, la FID ha decretado que todos los países del mundo deben celebrar el Día Mundial de la Diabetes este próximo 14 de noviembre, bajo el tema la Educación y la prevención y con el slogan “Entender la Diabetes y a Tomar el Control”, campaña que tendrá una vigencia hasta el 2013.

La diabetes es una afección crónica que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el organismo no consigue utilizar la insulina que produce. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen la glucosa de la sangre como fuente de energía. Un fallo de la producción de insulina, de la acción de la insulina o de ambas cosas, generará un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia). Esto va asociado a lesiones a largo plazo del organismo y al fallo de distintos órganos y tejidos.

El número de DIABÉTICOS crece constantemente, sobre todo en países industrializados donde juegan, un rol importante “LOS HABITOS ALIMENTARIOS y el SEDENTARISMO. Por ello es importante que fomentemos un estilo de vida más saludable.

Es de lamentar que un alto grupo de nuestra población circula en las calles con la enfermedad, ignorando los síntomas o dejándolos pasar desapercibidamente.

Las complicaciones son:

Enfermedad cardiovascular, que afecta al corazón y los vasos sanguíneos y puede llegar a causar complicaciones letales. Enfermedad renal, que puede llegar a desencadenar una insuficiencia renal total. Enfermedad nerviosa que puede acabar por generar la ulceración y amputación de  extremidades inferiores. Enfermedad visual caracterizada por lesiones de la retina, que puede generar pérdida de visión.

Diabetes tipo 2 y Mellitus

Estos dos tipos de diabetes son los que más afectan a la población. La Tipo 2 se puede prevenir en muchos casos, ayudando y alentando a aquellos en riesgo a mantener un peso saludable y realizar ejercicio frecuentemente.

Existen muchos factores de riesgo en la diabetes tipo 2. Entre ellos se incluyen:

Obesidad y sobrepeso, falta de ejercicio, intolerancia a la glucosa, dieta poco saludable, edad avanzada, tensión alta y colesterol alto, historial familiar de diabetes.

Las personas que tengan uno o más de estos factores de riesgo deben realizarse prueba de glucosa de ayuno en sangre por lo menos una vez al año, ya que la enfermedad es asintomática en los primeros años y la única forma de detectarla tempranamente es a través de medición de glucosa en sangre.

Todos los pacientes diabéticos deben de tener un control adecuado de glucosa, colesterol y triglicéridos y presión arterial, así como visitas rutinarias al médico con el objetivo de evitar las complicaciones de la enfermedad.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que hasta esta fecha no tiene cura, pero puede controlarse y sobre todo prevenirse para evitar las complicaciones crónicas que produce, las cuales son múltiples y pueden llegar hasta causar la muerte. Las primeras complicaciones que produce la enfermedad, y que incluso pueden aparecer antes de su diagnóstico, son el infarto cardíaco y la isquemia cerebral (derrame cerebral), de los cuales dicho sea de paso, la diabetes es la principal causa. La diabetes además produce retinopatía diabética (daño a los ojos) siendo la principal causa de ceguera, nefropatía diabética (daño a los riñones) siendo la principal causa de insuficiencia renal crónica, neuropatía diabética (daño a los nervios) que produce cambios importantes en los pies y que junto con el daño a la circulación lleva a amputaciones de miembros inferiores. Todas estas complicaciones y otras menos frecuentes, se dan como consecuencia de la elevación de la glucosa (azúcar), la presión arterial y el colesterol en la sangre. Por lo tanto, toda persona diabética idealmente debe mantener sus niveles de glucosa de ayuno en niveles menores a 110 mg/dl y 2 horas después de comer menores de 140 mg/dl.

Para tomar en cuenta

• Para las personas con diabetes este es un mensaje sobre la capacitación a través de la educación.

• Para los gobiernos es un llamado para que se implementen estrategias y políticas efectivas para la prevención y el control de la diabetes, que aseguren que los ciudadanos con ella y en riesgo de desarrollarla reciban la mejor atención posible.

• Para los profesionales de la salud es un llamado para mejorar su conocimiento a través de recomendaciones basadas en evidencia, y poner dichas recomendaciones en práctica.

• Para el público en general es una llamada a entender el serio impacto que tiene la diabetes, y a saber cómo evitar o retrasar la enfermedad y sus complicaciones.

Sabía que:
10 seg. es el lapso en que una persona muere por  la diabetes, 10 seg. es el tiempo aproximado en que una persona desarrolla diabetes.