Periódico QuienOpina – El hundimiento de Holanda desde la Euro 2004

El hundimiento de Holanda desde la Euro 2004

bruce octubre 12, 2017 Comentarios desactivados en El hundimiento de Holanda desde la Euro 2004
El hundimiento de Holanda desde la Euro 2004

La selección holandesa finalizó en la tercera posición del grupo A y no estará en el Mundial de Rusia 2018. En un duro grupo donde Francia acabó en la primera plaza y Suecia jugará la repesca, la orange sufre su segundo gran fiasco consecutivo después de no clasificarse tampoco para la Eurocopa de Francia 2016. 

Holanda se jugó su última bala para estar en la máxima competición de selecciones con un equipo formado por Cillessen; Tete, Van Dijk, Rekik, Aké; Viljena, Wijnaldum, Blind; Robben, Janssen y Babel, entrando en la segunda mitad Janmaat, Klaasen y Bast Dost para intentar la heroicidad de ganar a Suecia por siete goles. Finalmente el duelo acabó 2-0. Una formación sin estrellas, tan solo Robben que ya cuenta con 33 años. Muy alejada de la selección que ha destacado durante años con jugadores de gran técnica que han copado los principales equipos europeos. Sin necesidad de retroceder a la Holanda de Cruyff o a la que levantó la Eurocopa en 1988 con los Van Basten, Rijkaard, Koeman o Gullit, la selección holandesa cayó en la final del Mundial 2010 contra España y en las semifinales de Brasil 2014 en en los penaltis en la última cita mundialista. Los grandes cracks de la orange no han tenido repuesto y actualmente sufre una falta de calidad prácticamente inaudita en el país.

 En la Eurocopa de 2004 la selección neerlandesa llegó hasta las semifinales de la competición, cayendo contra la anfitriona Portugal, con una convocatoria formada por jugadores del nivel de Van der Sar, Frank de Boer, Reiziger, Stam, HeitingaVan Bronckhorst, Cocu, Davids, Seedorf, Sneijder, Van der Vaart, Zenden, Overmars, Robben, Kluivert, Van Nistelrooy o Makaay. Posteriormente se llevo a cabo un cambio generacional en el Mundial de Alemania 2006, donde tan solo llego a octavos de final. Pese a esto, su lista de jugadores que viajaron a la gran cita tenía a Van der Sar, Boulahrouz, Heitinga, Mathijsen, Van Bronckhorst, Cocu, Van Bommel, Sneijder, Van der Vaart, Kuyt, Robben, Van Persie o Van Nistelrooy. Roy Makaay ya había dado un paso atrás centrándose en sus últimos años en el Bayern de Múnich. Así estaban representados equipos del nivel del Manchester United con dos jugadores, Barcelona con otros dos, Chelsea, Arsenal o Liverpool con Kromkamp además de un Ajax y un PSV con un potencial alto siendo todos ellos piezas importantes en sus clubes.

En la Eurocopa de 2008 Holanda fue primera de grupo ganando sus tres partidos y superando por cinco puntos a Italia, pero la gran Rusia de Arshavin acabó con sus esperanzas en cuartos. De nuevo repetían la columna vertebral del Mundial anterior añadiendo a jóvenes promesas como De Jong y Afellay. Pero fue en el Mundial de 2010 cuando estuvo a punto de alcanzar la gloria. Con un juego mucho más rudo, defensivo y agresivo que en las dos ocasiones que había llegado a la final de la competición (1974 y 1978) con el fútbol virtuoso de la Naranja Mecánica, la Holanda de Bert van Marwijk llegó hasta el último partido de la competición donde cayeron en la prórroga frente a España con el histórico gol de Iniesta. En Sudáfrica se vio un equipo más conservador, pero con el gran talento que ponían Sneijder y Robben en el mejor momento de su carrera. Ya sin Van der Sar ni Van Nistelrooy, tratando de ocupar su lugar Stekelenburg y Huntelaar, el rocoso centro del campo estaba formado por De Jong, Van Bommel y Sneijder. Robben ponía el desequilibrio, Van Persie el remate, Kuyt y Van der Vaart el trabajo y Van der Wiel era la cara nueva en el lateral derecho. La orange eliminó a Eslovaquia en octavos, Brasil en cuartos y Uruguay en seminales antes de caer contra La Roja en una disputadísima final con dos intervenciones claves de Casillas ante Robben y un Iniesta que tras ser el mejor jugador del partido lo decidió en el minuto 116.

Por último, antes de sufrir las dos últimas decepciones tuvo tiempo para clasificarse a la Eurocopa de 2012, realizando una catastrófica fase de grupos finalizada con cero puntos. La selección había mantenido su base hasta después de esta cita. Tras esto se despidieron algunos jugadores como Stekelenburg, Heitinga, Bouma, Van Bommel o Van der Vaart, suplidos por Cillesen, Indi o Wijnaldum, pero con Louis Van Gaal y manteniendo en ataque a Sneijder, Robben y Van Persie volvieron a quedarse cerca de levantar el Mundial en 2014. Los penaltis en las semifinales contra Argentina evitaron volver a pelear en otra final. En ese torneo habían goleado a España por 5-1 en la fase de grupos. Pero desde entonces, y coincidiendo con el declive de Sneijder, Robben y Van Persie, la selección holandesa no ha levantado cabeza. Los seleccionadores se suceden y las convocatorias varían múltiples jugadores, pero sin dar con la tecla. De momento habrá que esperar para que la orange pueda estar en otra gran competición con las miras puestas en la Eurocopa de 2020.