Diario QuienOpina.Com – Economía GIG, la alternativa laboral de los millennials

Economía GIG, la alternativa laboral de los millennials

bruce octubre 27, 2017 Comentarios desactivados en Economía GIG, la alternativa laboral de los millennials
Economía GIG, la alternativa laboral de los millennials

Sin opción a una pensión para el retiro, debes prepararte para una dinámica laboral y económica diferente.

Para las generaciones anteriores era de lo más normal conseguir un trabajo estable, quedarse ahí hasta jubilarse y después gozar de una cómoda pensión. Este concepto ha cambiado radicalmente para los millennials, quienes hemos creado formas alternativas para ganarnos la vida, dando paso a lo que se conoce como economía gig.

La economía gig, también llamada economía colaborativa o de los freelance, es un entorno en que lo común son los trabajos temporales, en donde las empresas contratan trabajadores independientes para proyectos de corto plazo.

También está relacionada con el autoempleo y el uso de los bienes propios para generar ganancias.

Esta tendencia ya lleva algunos años presente, pues en plena era digital hay miles de trabajos que se puedes realizar de forma remota y no sólo en un pequeño lugar físico llamado oficina.

El nombre gig proviene, según una de las versiones más difundidas, de la época en que los músicos de jazz se ganaban la vida con el dinero recibido en cada presentación. Esto persiste hasta el día de hoy en el mundo artístico y se ha extendido a otros sectores laborales.

Supongamos que un día te quedas sin empleo, y entonces usas tu auto para transportar pasajeros en Uber, y al mismo tiempo ofreces tu departamento en Airbnb. Además, empiezas a hacer trabajos independientes por proyecto o por horas y vendes algunas cosas en Facebook, eBay o Etsy.

También puedes ser un emprendedor que trabaja desde casa, un nómada digital que vive viajando mientras hace dinero, o un profesionista altamente calificado que elige trabajar como freelance para varias compañías. Si sumas todo, al final del mes juntaste un “suel

do” igual o superior al que te ofrecerían en un trabajo fijo, sin tener que someterte a un jefe o a un horario.

Lo bueno y lo malo de la economía gig

Esa libertad suena genial, pero el paquete no incluye seguro médico, ahorro para el retiro, vacaciones ni ninguna otra prestación de las que gozan los empleados en una empresa tradicional.

“Hay plataformas disponibles para el trabajo de codificadores, doctores, abogados, diseñadores gráficos y muchos otros profesionales. La economía gig cruza todas las industrias, salarios y niveles de educación”, dijo Diane Mulcahy, investigadora que recientemente publicó un libro sobre la economía gig en Estados Unidos.

El concepto gig es tan amplio que en él cabe un desempleado que busca sobrevivir, un empleado que necesita una segunda fuente de ingresos o un talentoso profesionista que quiere independencia. 

Esta nueva forma de trabajo plantea muchas oportunidades, pero también muchos retos, y mientras unos abogan por una regulación del gobierno para este tipo de economía, otros piensan que su encanto está justo en esta falta restricciones, ya que nos permite tomar decisiones, manejar nuestros tiempos y ser más creativos.

La economía gig en números

En el caso de Estados Unidos, una encuesta realizada por el Sindicato de Freelancers y la organización Upwork detectó 55 millones de personas que trabajan por cuenta propia. Dos tercios de los encuestados dijeron que eran independientes porque no tenían otra opción.

Un estudio de la consultora McKinsey arrojó que un 27% de los trabajadores en Estados Unidos y Europa forma parte de esta tendencia, y otro análisis realizado por Intuit pronostica que para 2020, 40% de la fuerza laboral estadounidense serán contratistas independientes.

Según César Buenadicha, especialista líder del Fondo de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN), la economía colaborativa a nivel mundial crecerá desde US$14 mil millones en el 2014 a US$335 mil millones en 2025.

Aunque aún no hay datos definitivos sobre esta tendencia en América latina, el éxito de plataformas como AirBnB y Uber en sectores clave como Brasil y México, permiten estimar un aumento sustantivo del sector en la región.

Más allá de las estadísticas, lo cierto es que cada vez hay más jóvenes sumándose a esta alternativa laboral, que si bien tiene sus contras, es la mejor opción para muchos millennials.