Periódico QuienOpina – ¡Dieta No!, estilo de vida Sí

¡Dieta No!, estilo de vida Sí

bruce octubre 7, 2017 Comentarios desactivados en ¡Dieta No!, estilo de vida Sí
¡Dieta No!, estilo de vida Sí

La clave para lograr una reducción de peso y un bienestar personal es un estilo de vida saludable.

Con el objetivo de lograr una reducción de peso más rápida y evidente nos sometemos a métodos y dietas que nos prometen resultados en el menor tiempo posible, los cuales aparentemente son buenos, pero sucede que al dejar de llevar dicha dieta se empieza rápidamente a recuperar el peso perdido y peor aún puede dejar efectos adversos en el estado de salud.

La parte más difícil en la reducción de peso no es el llevar una dieta o un plan especial, midiendo porciones y preparando los alimentos con poca a grasa o limitar el consumo de azúcar, sino lograr el mantenimiento del peso alcanzado por más tiempo. Para lograrlo es necesario hacer ciertas modificaciones en el estilo de vida y los hábitos alimentarios en el proceso de la reducción.

La alimentación es una actividad necesaria y vital para todo ser humano, ya que no solo cubre necesidades biológicas, sino también sociales y psicológicas. Los beneficios de una alimentación y estilo de vida saludable son muchos, algunos de ellos son:

1. El cuerpo y los órganos funcionan con mucha mayor eficiencia.

2. Se mantiene un peso adecuado de acuerdo a las características individuales.

3. Se tiene más energía durante el día, y el desempeño en las actividades diarias y el trabajo mejora notablemente.

4. Algo muy importante, se previene o reduce el riesgo de la aparición y desarrollo de  enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, problemas gastrointestinales,  cáncer, dislipidemias, entre otras.

 Recomendaciones

• Para cocinar utilice aceites como los de canola u oliva.

• No consuma refrescos ni sodas con azúcar.

• Haga siempre los tres tiempos de comida, establezca un horario.

• Es importante que todos los miembros de la familia coman juntos en la mesa y se   fomente un ambiente agradable a la hora de la comida, buena conversación, no ver  noticias.

• Disfrute de actividades de esparcimiento físico con su familia, al menos una o dos  veces por semana.