Diario QuienOpina.Com – Amnesia sexual, cuando el orgasmo nubla tu mente

Amnesia sexual, cuando el orgasmo nubla tu mente

bruce octubre 26, 2017 Comentarios desactivados en Amnesia sexual, cuando el orgasmo nubla tu mente
Amnesia sexual, cuando el orgasmo nubla tu mente

Un buen orgasmo hace que que te desprendas de tu conciencia, pero hay unos que se pasan de la raya.

¿Te imaginas estar en la cama con alguien y de pronto no saber quién es ni qué haces ahí? Aunque a muchas nos gustaría olvidar uno que otro encuentro íntimo desastroso, la amnesia sexual no es nada divertida ni satisfactoria. Si quieres saber de qué se trata y por qué pasa, sigue leyendo. 

La amnesia fragmentada o en bloque son esas “lagunas mentales” que muchos han experimentado después de una noche desenfrenada y llena de excesos. En esos casos, es el alcohol o las drogas lo que provoca que algunos lapsos desaparezcan de nuestra memoria.

Esos famosos blackouts son provocados por una interrupción del hipocampo, estructura cerebral encargada de las funciones de la memoria. Cuando bebemos demasiado alcohol, los receptores de esta región dejan de producir glutamato, un compuesto esencial para la comunicación neuronal, entonces nuestra mente comienza a sufrir una interferencia temporal que le impide crear recuerdos nuevos y claros.

La pérdida de memoria temporal no es exclusiva de la resaca, también podemos experimentar esas lagunas después de un orgasmo. A tal fenómeno se le llama amnesia sexual y aunque no es para nada común, sí ha incrementado durante los últimos años.

La amnesia sexual surge debido a una postura incómoda o con demasiada tensión física durante la penetración. Al llegar al orgasmo, algunos se confunden qué día es, dónde y con quién están o qué estaban haciendo, pueden aparecer síntomas como dolores de cabeza, nauseas, agitación o ansiedad.

La Amnesia Global Transitoria, como la llaman en el Journal of Emergency Medicine, aparece justo después del coito y es resultado de una baja de oxigenación en la sangre, derivada del esfuerzo físico realizado en combinación con un alto estrés físico y emocional.

Las personas que llevan un ritmo de vida muy ajetreado con poco descanso y niveles de ansiedad elevados, son más propensas a sufrir de blackouts postcoitales.

“La Amnesia Global Transitoria es un corte en los circuitos de la memoria provocado por una causa física o emocional”, asegura Carol Lippa, profesora de neurología en la Drexel University.

A pesar de que este fenómeno afecta a muy pocas personas, su presencia ha aumentado debido a los niveles de estrés que la sociedad actual sufre y a la disminución de la actividad sexual en personas jóvenes.

La TGA (Amnesia Transitoria Global por sus siglas en inglés) no está relacionada con ninguna condición neurológica, sino con el estrés. Sufrir estos blackouts es un indicador importante de que existe un desgaste psicológico y corporal que nos está consumiendo.

Para prevenir que esto te ocurra, lo primero es bajarle a la tensión que experimentas día a día, así como encontrar una posición cómoda para tener sexo, de forma que no se corte tu circulación y, por lo tanto, que la sangre lleve el oxígeno a todo tu cuerpo.