Periódico QuienOpina – Trucos del Feng shui para atraer dinero a casa

Trucos del Feng shui para atraer dinero a casa

bruce septiembre 4, 2017 Comentarios desactivados en Trucos del Feng shui para atraer dinero a casa
Trucos del Feng shui para atraer dinero a casa

Has oído hablar de él pero no terminas de tener claro cómo el Feng shui puede influir en tu hogar a través de la decoración y el diseño de tus interiores. Lo primero que has de saber es que se trata de un arte ancestral que parte de la cosmología china o, lo que es lo mismo, la ciencia que trata del origen y la evolución del universo, buscando adecuar las condiciones ambientales para fomentar el bienestar y equilibrio del individuo con su entorno. El hecho de que considere la existencia de un chi o energía que puede verse afectada por las condiciones del espacio, la orientación o los cambios hace que resulte de lo más interesante a la hora de decorar el hogar.

Sus aplicaciones son tan variopintas como su legión de seguidores y detractores aunque, en este libro de ideas te proponemos 7 trucos del Feng shui para atraer el dinero a casa. Si estás dispuesto a llamar a la prosperidad y la abundancia… ¡Saca papel y lápiz!

1. Una entrada atractiva

No es la primera vez que hacemos referencia a la importancia de tener una entrada atractiva. Dado que se trata de tu tarjeta de presentación del hogar, has de poner mucha atención a la hora de decorarla. Según las creencias del Feng shui, la puerta de entrada que elijas debe ser atractiva y accesible ya que, si lo que buscas es que las oportunidades llamen a tu puerta, difícilmente lo harán si está oculta o no resulta agradable. Cuida cada detalle para que el aspecto que ofrezca sea siempre acogedor sin escatimar en recursos tales como una buena iluminación, un timbre que funcione correctamente, la presencia de plantas o una puerta que no arrastre. También es importante que, si no cuentas con un recibidor como tal, delimites la zona destinada a esa primera impresión.

 2. La presencia del agua

El agua simboliza la riqueza y el dinero en la disciplina del Feng shui por lo que, si quieres atraer a ambos, su presencia resulta más que recomendable. Puedes hacerlo mediante la introducción de fuentes o decoraciones en las que esta fluya aunque debes tener cuidado con aquellos elementos que puedan contener agua estancada o, en su defecto, grifos y cañerías con fugas ya que, si pierdes agua, es probable que haya un escape de capitales.

No obstante, si te decides a introducir como parte de la decoración de tu casa piezas de arte con temáticas vinculadas a este elemento, procura no colocarlas por encima de la altura de tu nariz y, en cualquier caso, nunca sobre la pared en la que descansa el cabecero de la cama.

3. Adiós al desorden

Como ya ocurriera con la decoración del acceso a tu hogar, que ha de ser inspirador e invitar a atravesar el umbral de la puerta, el interior no puede estar descuidado. Una casa en la que reina el orden atrae la prosperidad y es que deshacerte del desorden libera energía y, en consecuencia, favorece la circulación de la energía positiva y atrae la prosperidad. Para conseguir que la fortuna llame a tu puerta y decida quedarse, lo mejor es que le ofrezcas un entorno apropiado.

4. La cocina, impecable

Capítulo a parte merece la cocina que en el Feng shui se relaciona directamente con la habilidad de cada uno para atraer el dinero. Tanto es así que mantenerla limpia y ordenada más que una recomendación es casi un imperativo para quienes buscan la abundancia aplicando las técnicas de esta filosofía milenaria. Al margen de tener todos y cada uno de los elementos de la cocina en perfecto estado de revista, procura que abunden en tu nevera los productos frescos y, por supuesto, nada de almacenar alimentos caducados.

5. Deshazte de todo aquello que no necesitas y ocupa espacio

Si tenemos en cuenta que una de las claves de Feng shui es la circulación de las energías y, en lo que a atraer el dinero se refiere, de las positivas en particular, lo peor que puedes hacer es acumular trastos que ya no necesitas. Si no sabes por dónde empezar, un buen punto de partida es que organices tus pertenencias (objetos de decoración, ropa, artículos de papelería… Cualquier cosa que se te pase por la cabeza). Una vez los hayas clasificado, realiza una limpieza profunda y vende, regala o dona aquello que no utilices, esté roto o ya no te sirva. Además de liberar espacio y tener la oportunidad de conseguir unos ingresos extra, facilitarás la atracción del vil metal a tu hogar.

6. La importancia del color

La vinculación de los colores a distintos aspectos del individuo es una constante no solo en la decoración de interiores sino en multitud de disciplinas de toda índole. El Feng shui deja claros cuáles son los más apropiados para atraer el dinero al hogar. Si tu objetivo es que la abundancia se instale en tu casa, no olvides incorporar elementos en rojo, violeta o verde. Ya sea en las paredes, los textiles o las alfombras, por ejemplo, su presencia atraerá el dinero aunque, eso sí, no olvides que la gama cromática que elijas debe ir en consonancia con tus gustos personales ya que la energía no parte solo de los colores elegidos, sino que se construye con los habitantes de la casa en cuestión y si no te gustan, difícilmente podrá circular la energía positiva que persigue el Feng shui.

7. Otros matices que te ayudarán a atraer el dinero

El último de los trucos del Feng shui que te proponemos para atraer el dinero es un compendio de ideas de lo más sencillo. La decoración es fundamental a la hora de crear espacios alegres y llenos de vitalidad y optimismo por lo que, si cuentas en tu hogar con habitaciones frías o aburridas, dale un toque de frescura y transforma la energía dominante. Otra forma de atraer el dinero es colocar recordatorios de aquello que quieres conseguir. Puedes trasladar esta idea en forma de fotografías que puedas contemplar a diario y te recuerden cuáles son tus metas. Por otro lado, las plantas también son un reclamo perfecto para la abundancia según el Feng shui, principalmente, las de hoja redonda y flores rojas.