Diario QuienOpina.Com – Remedios naturales para mejorar la piel grasa

Remedios naturales para mejorar la piel grasa

bruce septiembre 28, 2017 Comentarios desactivados en Remedios naturales para mejorar la piel grasa
Remedios naturales para mejorar la piel grasa

A la piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, no puede faltarle ni sobrarle nada, es decir, no debe lucir demasiado seca ni tener aspecto graso. Para combatir este último problema sin gastar, puedes disponer de estas alternativas naturales, algunas comprobadas por la ciencia y otras de uso popular desde hace décadas y con resultados comprobados por las personas. ¿Las conoces?

Es uno de los remedios más populares para eliminar el exceso de grasa, cerrar los poros, aclarar la piel, quitar manchas y pecas. El limón es rico en vitamina C, necesaria para mantener una buena salud celular, además de ser un potente antioxidante.

Si bien el limón equilibrará el tenor graso de tu piel, no debes utilizarlo con mucha regularidad, pues es muy ácido. Puedes realizar una limpieza de la piel con limón una vez a la semana, diluido en agua o con otro ingrediente como avena, que mejora la exfoliación de la piel y quita las impurezas.

La piel grasa o propensa al acné, que es más frecuente en los adolescentes y muchos adultos, requiere una observación cuidadosa para que responda favorablemente a los productos y la rutina de cuidado. Las personas con piel grasa necesitan lavarse la cara con agua fría, tanto como 2 o 3 veces al día.

La Dra. Lérida Acosta de la Luz, Directora de Medicina Natural y Tradicional en Cuba, en su libro “Proporciónese salud. Cultive plantas medicinales” atribuye a la caléndula propiedades antisépticas y cicatrizantes. La planta aporta muchos beneficios para la salud de la piel. Es astringente y por lo tanto, disminuye la retención de grasa en los poros.

Prepara 1 taza de agua (250 ml) con 1 cucharada de flores de caléndula (10 g). Calienta el agua y cuando alcance la ebullición, incorpora las flores de caléndula. Hierve durante 3 ó 4 minutos, apaga el fuego y espera a que repose a temperatura ambiente. Rocía el líquido sobre la piel del cutis y déjalo actuar, sin enjuagar, dando suaves palmaditas en la cara. Repite varias veces a la semana.

Posee propiedades bacterianas y astringentes (reguladoras de la grasa) que lo hacen ideal para tratar el acné, ya que ayuda a limpiar la piel desde sus capas más profundas, favoreciendo la limpieza de los poros y la eliminación de la suciedad. Aplica el gel de aloe en las zonas grasas unos 30 minutos antes de acostarte y deja durante toda la noche, lava la cara como de costumbre.

Exfoliarse la piel grasa una o dos veces por semana es suficiente, aconseja la Dra. Badreshia-Bansal, de la American Academy of Dermatology (AAD), quien advirtió que no es necesario hacerlo durante los brotes de acné. Añadió que para la piel grasa o propensa al acné, evitar productos con manteca de cacao, canela y aceite de coco, ayudará a equilibrarla.

Para realizar un exfoliante casero puedes tomar un gel de limpieza o crema y agregarle cristales de sal, azúcar, avena o semillas de uva. Puedes aplicar el producto y trabajarlo con una esponja vegetal con masajes suaves circulares.

Las rodajas de pepino aplicadas sobre la piel ayudan a combatir el acné, a limpiar impurezas, a equilibrar la piel grasa y es de uso popular para producir alivio frente a las quemaduras solares. El agua de pepino también es un buen astringente y refrescante tónico. Para obtenerla, corta el pepino en rodajas y deja reposar al menos 2 horas. Aplica luego sobre la piel limpia.

Tiene poderosos antioxidantes naturales llamados polifenoles. Es ideal para mantener la oleosidad (grasa) de la piel, liberándola del exceso de grasa. Haz un tónico casero de té verde con 1 a 2 saquitos de té en agua hirviendo y deja en reposo hasta que suelte su esencia. Enfría y en lo posible, envasa en un rociador limpio para aplicar todos los días en el rostro.

El tónico de vinagre blanco y agua de rosas es una loción natural con poder astringente sobre la piel grasa. Su uso regular nivela la acumulación oleosa, brindando un nivel de humedad adecuada. Pon 1 cucharadita de vinagre blanco (5 ml) en ¼ de taza de agua de rosas (62 ml) y mezcla bien. Aplica sobre tu rostro con un rociador o con un paño limpio embebido, y repite varias veces a la semana.

Contrariamente a la creencia popular, la piel grasa también requiere una crema hidratante. La Dra. Badreshia-Bansal sugiere aplicar una crema hidratante ligera y no comedogénica (que no bloquee los poros) y que contenga protector solar.

American Academy of Dermatology (AAD), ABC Salud (suplemento mejor con salud), Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.