Diario QuienOpina.Com – Por qué está de moda la dieta Sirtfood

Por qué está de moda la dieta Sirtfood

bruce septiembre 27, 2017 Comentarios desactivados en Por qué está de moda la dieta Sirtfood
Por qué está de moda la dieta Sirtfood

¿Quieres adelgazar pero sin dejar de comer y mucho menos gastándote un pastizal en productos dietéticos o pastillas ‘milagrosas’ de dudable fiabilidad? Olvídate de la dieta 80/20, la Atkins o cetogénica o la Dash. La dieta definitiva para conseguir perder peso y mantener una alimentación saludable se llama Sirtfood y está pegando fuerte en todo Reino Unido.

Esta dieta se hizo famosa gracias las redes sociales, concretamente a Instagram y promete hacer perder tres kilos semanales sin eliminar algunos alimentos que cuesta hacer desaparecer, como por ejemplo el chocolate o el vino tinto. Además, fue diseñada para algunas celebrities en uno de los gimnasios más importantes de Londres al que acuden Madonna o Daniel Craig.

Sus creadores, Aidan Goggins y Glen Matten, son nutricionistas y los “culpables” de que se haya puesto de moda, y que personalidades como Adele o Pippa Middleton la pongan el práctica. Estos colegas que se conocieron en la Universidad de Surrey han elaborado una rutina a la que puedes apuntarte por unos 2.000 euros semanales (unas 1.400 libras) y que está basada en priorizar la ingesta de alimentos que aumentan la actividad de las sirtuínas, unas proteínas que regulan varios procesos biológicos como el envejecimiento, la muerte celular, la inflamación y el metabolismo, presentes en alimentos vegetales como el té verde, las manzanas, los cítricos, los arándanos, la col rizada, el chocolate negro, el perejil o el vino tinto.

Según los investigadores, este tipo de comidas, bautizadas como ‘sirtfoods, emulan los efectos del ayuno y el ejercicio porque incrementan la velocidad con la que se pierde peso y mitigan el impacto de la comida basura. Tras probar su dieta con 40 miembros del prestigioso gimnasio, los autores quedaron sorprendidos con su eficacia, pues todos ellos lograron perder unos tres kilos en sólo una semana.

“La prueba original consistía en estimular el rejuvenecimiento y la reparación celular”, han explicado los autores a ‘The Times’. “No teníamos ni idea de que la perdida de peso sería de media tres kilos. Dado que se restringían las calorías sabíamos que la gente iba a perder peso, pero esto estaba por encima de lo que imaginábamos”.

La dieta se divide en dos partes: la primera dura una semana y consiste en restringir la alimentación diaria a 1000 calorías diarias (la mitad de lo recomendado para un adulto) durante tres días consumiendo tres zumos, compuestos por verduras de hoja verde, frutas, té; y una comida principal, entre la que se incluyen escalope de pavo con salvia, alcaparras y perejil, pollo al curry con col rizada o salteado de gambas con fideos de trigo sarraceno.

En la segunda semana, la ingesta calórica aumenta con tres comidas al día y uno de los zumos. Pasados quince días, el libro sólo insta a mantener una alimentación con fuerte presencia de estos alimentos.

Si bien la dieta original diseñada por estos nutricionistas estaba pensada para clientes de la alta sociedad, los alimentos que se promocionan en ella no son nada caros. Quizás para justificar el altísimo precio de la dieta, los clientes del selecto gimnasio recibían un zumo elaborado con todos los ingredientes mencionados anterioremente, rico en antioxidantes, que se suele vender a un precio muy elevado.

Pero como el propio Matten ha reconocido en ‘The Daly Mail’, las hojas de levístico, que son más difíciles de encontrar (y más caras) pueden sustituirse sin problemas por hojas de apio, y el té matcha varía enormemente de precio, y puede encontrarse por unos 20 euros los 100 gramos, caro, sí, pero no tanto como el que se usaba en el gimnasio, que salía casi a euro el gramo.

El resto de comidas que se recomiendan en el libro no tienen nada de exclusivo, ni sorprendente. Se trata, en el fondo, de los alimentos que a estas alturas todos consideramos saludables: frutas, verduras, carnes magras, pescados grasos, granos enteros…

¿Recomendable?

El método en cuestión ha encontrado partidarios y dretractores entre los expertos. Por un lado, los alimentos que promueve son interesantes a nivel nutricional, pero por otro, se pone en duda la fase de choque inicial. Como la ingesta de calorías se reduce mucho durante los primeros días, efectivamente se adelgaza. El problema de esto es, como sabrás, que una pérdida de peso radical no suele ser saludable y tampoco duradera.

“A primera vista, no es un plan que aconsejaría a mis clientes. Tener solo 1.000 calorías diarias durante tres días consecutivos como objetivo es extremadamente difícil y creo que la gente sería incapaz de lograrlo”, asegura Emer Delaney, experta dietista. “No solo hay que comer las frutas y verduras que vienen en esa lista, hay que variar”, añade.