Diario QuienOpina.Com – Mayasutra, placer en una hamaca

Mayasutra, placer en una hamaca

bruce septiembre 22, 2017 Comentarios desactivados en Mayasutra, placer en una hamaca
Mayasutra, placer en una hamaca

Olvídate de la cama y atrévete a experimentar.

Tener sexo va más allá de besos y caricias, es un acto artístico desencadenado por movimientos sensuales creados por dos personas. Cuando hay pasión, no importa la hora ni el lugar, sólo es cuestión de disfrutar.

El Kamasutra, antiguo manual de posiciones sexuales, le ha brindado a varias parejas un sinfín de experiencias y deleites carnales. Posturas fáciles, difíciles, atrevidas o clásicas son las que puedes practicar, pero si buscas algo original para sorprender a tu pareja, entonces deja la cama a un lado y conoce el fantástico mundo sexual del ‘Mayasutra’: el arte de hacer el amor en la hamaca.

 

Tener relaciones sobre una hamaca es algo fuera de lo ordinario, pero posible gracias a este manual, ilustrado por Carlos Torrealba, un doctor venezolano en Ciencias Políticas y Sociales, hoy podemos explotar nuestra imaginación sexual con esta maravillosa red.

Torrealba es autor del libro ‘Hamacasutra, el arte de amar en hamaca’, mejor conocido como ‘Mayasutra’, el cual contiene más de 60 posiciones que se pueden practicar en una hamaca y las cuales no necesariamente requieren flexibilidad o resistencia, basta con tener un poco de habilidad y maña.

 

“La sexualidad es el primer lenguaje, no se requiere ser malabarista para tener sexo en una hamaca, es un mundo de posibilidades placenteras. No importa el físico”, aseguró Torrealba a la BBC.

Los nombres de las posturas están relacionados con los cuatro elementos de la naturaleza, direcciones cardinales e inclusos animales que fueron sagrados para los mayas; sin embargo, no hay un registro que afirme que estas posiciones fueron utilizadas por los antiguos mayas, pero esto no le quita lo original hoy en día.

Mira aquí 19 de las 60 posiciones disponibles para que las pongas en práctica.

Sólo hay un secreto que debes saber para hacer de la hamaca un lugar de placer infinito – y de diversión también-, y es que el Mayasutra sólo necesita de una cosa: mecerse.

 

¿Te atreves a practicarlo?