Periódico QuienOpina – Ejercicio, El mejor repelente contra el cáncer

Ejercicio, El mejor repelente contra el cáncer

bruce septiembre 22, 2017 Comentarios desactivados en Ejercicio, El mejor repelente contra el cáncer
Ejercicio, El mejor repelente contra el cáncer

Para nadie es secreto que el ejercicio es la actividad por excelencia que mantiene al cuerpo sano. Que nuestros músculos y demás sistemas estén en movimientos representa mayor actividad del organismo, lo que hace que funcione mejor y esté preparado para afrontar el día a día de la mejor manera.

Si bien no existe una fórmula secreta para mantener al cáncer lejos de nosotros de forma definitiva, múltiples estudios y cientos de expertos nos advierten que una dieta saludable, ejercicio regular y chequeos médicos constantes son el trinomio perfecto para una salud más inquebrantable por este y otros males.

Estadísticamente, las personas que se ejercitan al menos 150 minutos a la semana tienen ganados más años de vida y una buena calidad para vivirlos. Aunque, 15 minutos al día bastan para reducir en un 10% las probabilidades de muerte por cáncer y 14% menos riesgo de muerte por otras causas, aumentando así sus expectativas de vida a tres años, según reveló un estudio taiwanés.

Según el estudio, la paciente con cáncer de mama reduce en un 40% las probabilidades de morir por la enfermedad si combina el ejercicio con su tratamiento; el paciente con tumor de vejiga, en un 50%; y para el cáncer de próstata, hay un 30% menos de probabilidad de morir.

Por el contrario, si escoges la comodidad del sillón frente a la tele, no hay buenas noticias para ti: dedicar entre media a seis horas a este aparato te resta cinco años a tu vida, ya que el sedentarismo está asociado con sobrepeso, enfermedad cardiovascular, infarto, derrame cerebral y cáncer.

El ejercicio como parte de la cura

Además de los tratamientos de quimio y radioterapia, junto a otros medicamentos que combaten el cáncer, la actividad física resulta la mejor medicina natural para sanar el cuerpo de cualquier tumor.

Estudios médicos comprueban que no es un riesgo hacer deporte durante el tratamiento contra el cáncer, sino que, por el contrario, incluir ejercicio como parte de la recuperación fortalece el cuerpo, lo relaja y hasta reduce la fatiga que siente.

¡Basta de pretextos y a moverse más! Porque una generación sin cáncer solo se logra con más fuerza de voluntad, más determinación, más esfuerzo físico y más energía.

La clave está en hacer rutinas moderadas. Entre las mejores opciones están caminar, correr, bailar o hacer yoga. ¡Todo con precaución!