Periódico QuienOpina – Un amor que NUNCA debió haber terminado

Un amor que NUNCA debió haber terminado

bruce agosto 21, 2017 Comentarios desactivados en Un amor que NUNCA debió haber terminado
Un amor que NUNCA debió haber terminado
Es de humanos equivocarse, y precisamente parte de nuestra grandeza se encuentra en reconocer esos errores y en buscar la forma de enmendarlos. Algunos son más fáciles que otros; pero ¿qué hacemos cuando se trata del amor? Si bien esta emoción nos llena de alegría al iniciar una relación, pedir perdón o buscar una nueva oportunidad con alguien de quien nos hemos alejado es más difícil aún. 

 
Quizá te ha pasado. Tu relación terminó de repente; no importa quién puso el final, y sientes que aún hay vida en ese amor, crees que tu pareja siente lo mismo pero no sabes cómo abordarla. Seamos honestos: nunca es fácil buscar, pedir y reconocer otra oportunidad, pero eso no quiere decir que sea imposible.
También está el caso en que sigues amando a tu “ex” aunque él o ella te ha dicho que ya no siente nada por ti; crees que tu amor es suficiente para revivir lo que esa persona sentía, y pasas tiempo ideando un plan para recuperarle. 
 
Sin duda es algo confuso por el montón de sentimientos involucrados; quieres intentarlo pero te da miedo que te lastimen, que te rechacen. No sabes si los errores que cometieron se puedan perdonar y las dudas te invaden. Edith Sánchez, reconocida escritora, propone tres puntos a considerar ante esta situación:
 
1.- No ruegues por amor
Muchos creen que al insistir con una ex pareja, decirle que se le extraña o que la vida no es nada sin ella, accederá a regresar. La magia del amor no funciona así, y cuando se cae en esa actitud desesperada, se aleja más de nosotros. Lo único que logran esas súplicas es que tu “ex” te pierda el respeto. Demuestras dependencia y hasta poca autoestima, pues ¿cómo es posible que no veas valor a tu vida sin un compañero? Lo más importante siempre serás tú. 
 
Esta actitud crea mucha presión, y aunque pudiera lograr que la relación se retome, sólo sería por culpa. Eso haría que terminara pronto y en peores términos que la vez anterior. 
 
2.- Permite que te extrañe
Seamos realistas: si la relación terminó fue por algo, pero si verdaderamente hay amor ambos sentirán necesidad de volver, lo importante es que se den tiempo. Quizá sientas ansias pero debes ser paciente, el tiempo les hará ver cuánta falta se hacen. Es importante no confundir ese sentimiento con la nostalgia de lo que era la vida cuando estaban juntos. 
 
No es necesario salir corriendo a buscar a tu “ex”, los siguientes días te ayudarán a abordar la situación de forma más inteligente. 
 
Si la desesperación es demasiada lo mejor es analizar si realmente le amas o sientes dependencia, pues en ese caso tienes problemas más serios de carácter emocional que necesitas resolver. 
 
3.- Enfrenta la situación y dialoga
Aprovecha este tiempo a solas para conocerte mejor, haz todo lo que amas, sal con tus amigos, disfruta a tu familia, crea nuevos hábitos. Este tiempo es útil para analizar las razones por las que la relación llegó a su fin, pensar en las cosas que ambos hicieron mal, para aclarar si vale la pena volver o no. 
 
Habla con tu “ex” cuando te sientas fuerte, cuando esa dependencia se haya calmado, cuando tomes conciencia de que tu vida sigue con y sin su presencia. Si tu “ex” muestra interés en ti y tú en él o ella, entonces será momento de darse una oportunidad. 
 
Recuerda: las mejores decisiones se toman con la cabeza fría.