Periódico QuienOpina – ¿Se puede ser sana y obesa al mismo tiempo?

¿Se puede ser sana y obesa al mismo tiempo?

bruce agosto 30, 2017 Comentarios desactivados en ¿Se puede ser sana y obesa al mismo tiempo?
¿Se puede ser sana y obesa al mismo tiempo?

Tener sobrepeso no siempre tiene consecuencias desfavorables pero no está de más cuidarte en todo momento.

Hemos escuchado hasta el cansancio que para considerarnos personas sanas debemos mantenernos lo más cerca posible de nuestro peso ideal, y por otro lado sabemos que lo que diga la báscula no es ninguna garantía, pero ¿se puede ser sana y obesa al mismo tiempo? La ciencia responde.

Existen personas con obesidad que están aparentemente sanas, es decir, no presentan los indicadores habituales que hacen saltar las alarmas, como hipertensión, alto colesterol o diabetes. Se les conoce como obesos “metabólicamente sanos”, porque sus niveles de azúcar en la sangre o presión sanguínea están dentro de los límites recomendados.

Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, examinó los casos de 3.5 millones de pacientes británicos durante 20 años y encontró que estos pacientes aún tienen un 50% más probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas que las personas con un peso promedio.

También presentan 7% más riesgo de accidentes cerebrovasculares, que pueden causar problemas con el riego sanguíneo en el cerebro, vinculado a derrames cerebrales y a insuficiencia cardíaca.

Sin embargo otro estudio de 2012 publicado en la revista European Heart Journal sugería que hay excepciones: algunas personas obesas sin problemas metabólicos pueden evitar los elevados riesgos de salud normalmente vinculados a la obesidad cuando tienen los genes favorables.

Timothy Gill, del Instituto de Obesidad de Boden, en Australia, dijo al diario The Guardian que siempre va a haber algunas personas que tienen buena salud a pesar de la obesidad, de la misma manera que hay fumadores empedernidos que no tienen cáncer de pulmón.

Otros estudios anteriores sugieren que no sólo hay que prestarle atención a la cantidad de grasa sino también a dónde está ese exceso de grasa en el cuerpo, ya que aquella acumulada en la cintura puede ser más dañina para la salud que una distribución regular por todo el cuerpo.

Existe otra excepción: los deportistas. Quienes suelen levantar pesas pueden desarrollar tanto músculo que su índice de masa corporal (IMC) indique obesidad aunque estén sanos, ya que este indicador mide la relación proporcional entre el peso y la estatura.

Un IMC por encima de 30 indica obesidad, pero no toma en cuenta si el exceso de peso es por grasa, agua o músculo. Los expertos coinciden en que es una medición imperfecta en estos casos, pero funciona para la población general.

Independientemente de los indicadores, los médicos y científicos afirman que el ejercicio y la dieta balanceada son claves para el bienestar de cualquier persona.