Periódico QuienOpina – Nunca debes olvidar todo lo que tus padres hicieron por ti

Nunca debes olvidar todo lo que tus padres hicieron por ti

bruce agosto 15, 2017 Comentarios desactivados en Nunca debes olvidar todo lo que tus padres hicieron por ti
Nunca debes olvidar todo lo que tus padres hicieron por ti
A lo largo de la vida los padres se convierten en el ejemplo de la persona que queremos ser. Cuando somos pequeños son nuestros héroes; todo lo pueden, todo lo saben y todo lo entienden. Mientras crecemos vamos aprendiendo que son humanos, pero nuestro amor nos hace ver más allá de sus errores, y llega el momento de formar nuestra propia familia o, por lo menos, de dejar de vivir con ellos y emprender nuestro propio vuelo.

En este momento se da cierta ruptura con ellos, pues aunque es importante el lazo afectivo, nos envolvemos en nuestros pendientes del trabajo, los compromisos familiares, el reto de nuestros propios hijos, y muchas veces los padres terminan en situación de abandono.
Hay algo que debemos tener claro: nuestro compromiso con ellos no es económico, pero sí tenemos obligación de cuidar su bienestar, necesitan de nuestro amor para tener una vida feliz. Por eso hoy queremos hablarte de cómo mantener esa relación con ellos, una vez que eres adulto y te conviertes en líder de tu propia familia. 
 
Lo más importante es que puedan ver la persona en la que te has convertido con sus enseñanzas. Entienden que has crecido y que tienes que vivir tu propia vida, pero al mismo tiempo jamás dejarás de ser su pequeño tesoro.
Aquí te compartimos una serie de recomendaciones para que demuestres el amor a tus padres sin desatender las necesidades de tu familia, logrando un balance que será de beneficio para todos: 
 
1.- Visítalos
Es muy importante que, a pesar de todas tus actividades, hagas un tiempo para visitar a tus padres tan seguido como te sea posible. Si viven en otra ciudad, aprovecha las ocasiones especiales para realizar una reunión y pasar buen tiempo en familia. Las llamadas nunca sobran y ahora con los avances tecnológicos, las videollamadas también serán de gran apoyo. 
 
2.- La relación con tus hijos
Los papás no son niñeras gratuitas, no existen sólo para sacarte de apuros. Para ellos el convivir con tus hijos les ayudará a mantenerse jóvenes y animados, escuchan sus aventuras, comparten sus enseñanzas y les hace seguir activos en muchos aspectos, no les niegues esa dicha.
 
3.- El apoyo económico
Como ya lo mencionamos antes, no se trata de desamparar a tu familia, pero así como ellos han estado a tu lado en momentos difíciles y han hecho infinidad de sacrificios por ti, con esta atención puedes demostrar cuánto te importa su bienestar. Puedes apoyar en una reparación de su casa, con la compra de algo necesario; igual tus hermanos y así no se le carga la mano a nadie. Lo ideal es que tus padres tengan una vida tranquila y que se apoyen en ustedes para estar bien, no pienses que todo depende sólo de ti. 
 
4.- El cuidado de su salud
Es lógico que a medida que avanza su edad, desarrollen problemas de salud. Como hijo es importante que estés al pendiente; acompáñales en sus visitas al médico, compra su medicamento si es que ellos no pueden ir a la farmacia y, claro, ten contacto con el especialista que los trata para estar enterado del diagnóstico.
 
5.- La limpieza de su casa
Con el avance de los años los padres pierden fuerzas y energías, por lo que hay tareas que les costarán mucho y hasta podrían exponerlos a un accidente. Tú puedes apoyarles con algunas, para que no se les cargue el trabajo y no se arriesguen. 
 
6.- La relación con tus hermanos
Haz todo lo posible por llevar buena relación con tus hermanos, pues esto dará paz al corazón de tus padres, así saben que cuando ellos falten la familia estará unida. 
 
7.- Tu relación con tu entorno
Nada dará más satisfacción a tus padres que ver la clase de persona que eres: trabajadora, responsable, al cuidado de su familia, buen ejemplo para tus hijos y amoroso con tu pareja. Para ellos eres el legado que dejan al mundo. 
 
Demuestra que haces todas estas cosas de corazón, y tus padres serán los más felices del mundo.