Periódico QuienOpina – Mira por qué necesitas un amante para ser completamente feliz

Mira por qué necesitas un amante para ser completamente feliz

bruce agosto 28, 2017 Comentarios desactivados en Mira por qué necesitas un amante para ser completamente feliz
Mira por qué necesitas un amante para ser completamente feliz
Imagino que cuando leíste la palabra “amante” pensaste en un engaño a la pareja, por eso antes que nada quiero decirte que no es así. “Amante”, tal como la palabra lo indica, viene de “amor” y por lo tanto, se refiere a alguien o algo que nos hace amar la vida. 

 
Hay momentos en que nos sentimos desanimados, descuidados, tristes, y parece no haber una razón específica. La vida nos ha caído encima, hacemos nuestras actividades de forma automática, y al final del día nos damos cuenta de que no nos llena, no somos felices, algo nos falta y no sabemos qué es. Aquí es donde comienza la preocupación…
Muchos optan por acudir a un psicólogo o a un psiquiatra, quieren que éstos respondan las dudas de su corazón. Otros tardan en entender lo que está pasando, y mientras digieren estas emociones se desquitan con quienes les rodean: la pareja, los hijos, los amigos, los compañeros del trabajo… Eventualmente todos llegan a la misma conclusión: necesitan un amante. Muchos podrían pensar que simplemente se trata de casos de depresión y que con medicamentos se puede ayudar a los pacientes, pero a la larga se dan cuenta de que ese método es temporal y que a la larga no funciona. Necesitan más.
 
Varios psicólogos como el gran Jorge Bucay coinciden en que la necesidad de un amante es en realidad la necesidad de una pasión, algo o alguien que ocupe nuestros pensamientos hasta quedarnos dormidos, o que incluso nos robe el sueño, que nos haga emocionarnos por el futuro, por el siguiente día, por fechas en especial.
Este amante es increíble porque nos distrae de las dificultades, nos hace sortearlas con facilidad y hasta nos relaja.
Hay ocasiones en que el amante se encuentra en la propia pareja, otras en que se trata de otra persona. Para algunos puede darse en hábitos como la literatura, el deporte, la música, el propio trabajo, las amistades, la comida y más. Así como cada persona es diferente, su amante cambia, todo es válido siempre y cuando no lastime a alguien más.
 
Un amante es, entonces, quien nos hace amar la vida. Evita que perdamos tiempo en criticar la vida de otros, nos ayuda a no enfermarnos, nos enseña a ser agradecidos, a valorar cada momento, nos hace olvidar que vamos envejeciendo, pues mantiene joven el corazón.
El mejor consejo de los psicólogos es que busquemos a nuestros amantes, que nosotros mismos nos convirtamos en el amante de alguien más, y entendamos que la tragedia es vivir sin amar, pues esto nos lleva a ser espectadores de nuestra vida en lugar de vivirla plenamente. 
 
¿Sabes quién es tu amante? Si aún no lo tienes, tómate unos minutos y piénsalo, seguro está más cerca de lo que imaginas y encontrarlo será algo que te cambiará la vida.