Periódico QuienOpina – Cómo eliminar el sufrimiento, tristeza y ansiedad

Cómo eliminar el sufrimiento, tristeza y ansiedad

bruce agosto 29, 2017 Comentarios desactivados en Cómo eliminar el sufrimiento, tristeza y ansiedad
Cómo eliminar el sufrimiento, tristeza y ansiedad
Depresión, tristeza y ansiedad son de los sentimientos que más aquejan al ser humano. Se producen a raíz de experiencias que nos toman por sorpresa y nos lastiman, pero aunque podemos sentirles, nuestra cultura nos ha dicho que no lo debemos mostrar pues nos hace ver débiles. 

 
Así, estos sentimientos pueden desencadenar enfermedades terribles, alteran la forma en que convivimos con los demás y nos cambian la vida para mal, pues hacen imposible que nos liberemos de las cadenas del pasado. Recordamos una y otra vez las cosas que nos produjeron semejantes heridas, y así impedimos que cicatricen.
Para hacerles frente, una de las estrategias más recomendadas es acudir a terapia con psicólogos o psiquiatras, pero aunque a muchos les funciona, como las personas son distintas debemos considerar otros métodos. Por eso hoy queremos hablarte de un ejercicio budista de integración emocional, que podría ayudarte a recuperar la paz.
 
La estrategia ha sido difundida por el maestro budista Shivagam, quien tiene muchos seguidores en redes sociales. Su experiencia y su gran preparación le permiten brindar apoyo en temas como meditación, crecimiento personal y consejos, entre otras áreas.
En lo que refiere a los sentimientos como ansiedad, depresión y tristeza, menciona que los tres tienen la misma raíz: el sufrimiento. Analicémoslo un poco: la ansiedad surge ante imprevistos que nos hacen temer al futuro. Nos preocupamos incluso por lo que no ha ocurrido o quizá no pasará, porque alguna experiencia nos dejó marcados. La tristeza aparece por una situación que no hemos podido superar, y la depresión, cuando el miedo llega a tales niveles que nos impide hacer algo para controlarlo, no tenemos ganas de nada, nos sentimos cansados y sólo esperamos lo peor.
 
Lo peor del caso es que sufrimos en silencio, ocultamos gran parte de lo que sentimos y poco a poco nos vamos consumiendo. El maestro Shivagan explica esto con una metáfora sencilla. Nos pide visualizar una caja llena de naranjas, y que en la parte de arriba se encuentran unas que ya están podridas. El primer impulso sería quitarlas de inmediato, para que el resto no se eche a perder, ¿verdad? Nadie optaría por sacarlas, poner las podridas en la parte inferior y luego las que están sanas, porque a la larga todo se echaría a perder. Pues bien, esas naranjas podridas son el sufrimiento; entonces, ¿por qué lo escondemos?, ¿por qué lo dejamos en el fondo de nuestro ser y permitimos que pudra todo lo demás? Ahí está el error.
El maestro Shivagam propone entonces un ejercicio para integrar nuestras emociones, afrontar el sufrimiento y desaparecerlo. No basta con huir de él, con ignorarlo o con esconderlo, necesitamos hacerle frente para ser libres. 
 
Lo primero que nos pide es que tengamos un lugar a solas con tiempo suficiente para relajarnos, entre 30 y 60 minutos. Ponte cómodo, aclara tu mente y repite lo siguiente: “Soy consciente de que soy consciente”. Ahora analiza la situación que te hace sentir mal; vas a visualizar las ganas de querer solucionarlo, las ganas de hacer un drama, pero no les prestes atención, enfócate en las tres emociones que sobresalen por ese problema, éstas son orgullo, miedo y vergüenza. Respira profundamente… ¿Qué emoción sobresale?
Enfócate en ella y ve más allá… Ahora notarás que aparecen tres nuevas emociones: rechazo, abandono y culpa… De nueva cuenta sentirás conexión con una de ellas. Puede que el drama vuelva a aparecer, pero respira profundamente y mantén la calma, no dejes de ser consciente de lo que está ocurriendo, ten el valor de sentirlo y razonarlo, transforma esa fuerza en un fuego que comienza a girar a tu alrededor, se mueve y poco a poco destruye tu sufrimiento, elimina la depresión, la ansiedad y la tristeza. Ahora visualiza tu felicidad y permite que te invada.
 
Después de esto te sentirás mejor, y podrás repetirlo con cada una de las situaciones que te han lastimado. Verás que al poco tiempo te sentirás mucho mejor.