Periódico QuienOpina – Así funcionan las calorías negativas para bajar de peso

Así funcionan las calorías negativas para bajar de peso

bruce agosto 25, 2017 Comentarios desactivados en Así funcionan las calorías negativas para bajar de peso
Así funcionan las calorías negativas para bajar de peso

Comer es un placer y también la mejor forma de quemar calorías.

Cada vez que escuchamos algo como “adelgaza comiendo” empezamos a soñar con que podemos bajar de peso mientras nos alimentamos de tacos y pasteles, pero aunque esto esté lejos de la realidad, sí existen alimentos que tienen ese efecto gracias a las llamadas “calorías negativas”. 

Las calorías negativas no existen como tal, pero sí hay algo denominado “efecto calórico negativo”, que hace a referencia a losalimentos que contienen muy pocas calorías en relación a la cantidad que comes.

Esto se traduce en que, al tratar de digerirlas y metabolizarlas, tu organismo gasta más calorías de las consumidas con los alimentos.

Precauciones al consumir alimentos con calorías negativas

Lo ideal es llevar una dieta equilibrada que incluya otros alimentos necesarios para el organismo y tomar en cuenta los siguientes consejos:

1. Evita comerlos en exceso, ya que sus compuestos en grandes cantidades podrían tener efectos negativos en la salud.

2. Planea 5 o 6 comidas al día e incluye más de estos alimentos en ellas.

3. Procura comer los alimentos crudos ya que así aprovechas al máximo sus propiedades.

4. Come despacio y mastica bien los alimentos.

5. No los utilices como pretexto para comer otros alimentos hipercalóricos, como aderezos.

Aunque te asalte la tentación de sólo comer alimentos con calorías negativas para lograr tus objetivos, no debes hacerlo jamás, ya que podrías caer en una descompensación o desnutrición por la falta de energía y nutrientes.

Alimentos con calorías negativas

Este efecto no se logra con cualquier alimento, los que te pueden ayudar a perder algunos kilos son:

¿Funcionan realmente las calorías negativas?

Hasta ahora, el efecto calórico negativo ha sido objeto de amplios debates, pues hay quienes aseguran que no funcionan, y si lo hacen el beneficio es mínimo.

Según Ron Mendel, director del programa de ciencia del ejercicio en la Universidad de Mount Union en Alliance, Ohio, la pérdida promedio sería de 4.5 kilos en un año.

– Verduras: espárragos, judías verdes, acelga, coles de Bruselas, col, zanahoria, coliflor, apio, rábano, pepino, chícharos, ejotes, col china, puerro, lechuga, achicoria, espinaca, tomate, berenjena, betabel, brócoli, champiñones y calabaza.

– Frutas: manzana, mora, arándano, toronja, limón y lima, frambuesa, piña, pera, papaya, durazno y fresas.

 

– Especias y hierbas: canela, clavo, chile, cilantro, semillas de lino, ajo, jengibre, albahaca, cebolla, cilantro y perejil.

– Otros alimentos: Queso bajo en grasa, yogur light, pepinillos, pasteles de arroz, pescado fresco hervido, avena, lentejas, tocino canadiense, carne molida de pavo, claras de huevo.

– Agua: No contiene calorías y para procesarla el cuerpo tiene que gastar energía, en especial si es fría, ya que debe calentarla a la temperatura ambiente.

Los cambios saludables siempre son buenos, y más si éstos implican consumir más verduras y frutas. Tomando en cuenta que los beneficios solo se notarían a largo plazo, ¿le darías una oportunidad a las calorías negativas?