Diario QuienOpina.Com – Tu pareja podría ser la causa de tu fracaso profesional

Tu pareja podría ser la causa de tu fracaso profesional

bruce julio 28, 2017 Comentarios desactivados en Tu pareja podría ser la causa de tu fracaso profesional
Tu pareja podría ser la causa de tu fracaso profesional

No es necesario separar el amor y el trabajo de tus sueños.

Algunas mujeres profesionistas creen que una de las cosas que representaría una amenaza para sus proyectos profesionales es la maternidad; sin embargo, cuando se tiene el deseo de ser madre, esto no tiene porque ser un problema para alcanzar sus metas y decidir entre su vida profesional y ser mamá.

No sólo el hecho de convertirse en madre y criar a los hijos es lo único que puede desarrollar estrés en una mujer y llevarla a un fracaso profesional, pues según estudios publicados en la Harvard Business Reviewhan demostrado que las parejas pueden ser las causantes también.

En este estudio realizado se menciona que cuando una pareja vive junta y no comparten las labores del hogar o cuidados de lo niños -si tienen-, poco a poco se va convirtiendo en una ‘carga’ que roba tiempo y energía.

Las madres que son profesionistas señalaron que sus parejas se convirtieron en un hijo más, pues tienen que hacer cosas por ellas y de manera más demandante.

Por otra parte, otras mujeres mencionaron sentirse insatisfechas profesionalmente debido a que le han dado prioridad a la carrera de su pareja, dejando un poco de lado sus propias metas profesionales.

Otro estudio realizado por el Harvard Grant Study comprobó que el amor es mucho más satisfactorio que la superación profesional.

El Dr. George Vaillant de la Escuela de Medicina de Harvard, ha dedicado toda su carrera a estudiar a las personas, sus motivaciones y las fuentes de su felicidad, determinando que una relación estable y a largo plazo hace más felices a las personas que una carrera.

Y bueno, por supuesto que el amor es una fuente de felicidad y un motor para seguir adelante, pero ¿y el desarrollo profesional y los sueños? La clave de todo esto es no renunciar a nada. No tienes que elegir entre tus objetivos profesionales y tu relación de pareja, como mujeres podemos tener ambas si aprendemos a tener un buen balance entre las dos.

Lo cierto es que, cuando se inicia una vida en pareja, se debe tener una charla sobre las responsabilidades y deberes que ambos tienen que asumir para una mejor y armoniosa convivencia.

Asimismo, poner sobre la mesa sus ambiciones profesionales y tener un acuerdo en el que los dos estén dispuestos a apoyarse para que cada uno consiga sus metas y juntos crezcan profesionalmente.

Aquí te dejamos unos tips que pueden servirte para equilibrar tu vida profesional con la personal:

 

Respeta los tiempos

Puede que ames demasiado tu trabajo porque es lo máximo y haces lo que te gusta, pero éste no remplazará el cariño y amor de las personas reales, gente con quienes puedes compartir tus logros. Así que respeta tu horario laboral y no le dediques tu demás tiempo, mejor aprovéchalo con tu pareja o seres queridos.

Comunicación, apoyo y comprensión

Habla con tu pareja y expresa todo lo que quieres que sepa sobre tu vida profesional, así él entenderá cómo funciona tu vida laboral y qué es lo que más deseas obtener de ella. Teniendo en cuenta estos aspectos podrá desarrollar la empatía necesaria para brindarte apoyo cuando lo necesites. Si no hablas con tu chico sobre esto, no comprenderá y podrían entrar en conflictos.

Pero si te chantajea diciendo que tu trabajo es más importa que él, puede que te esté manipulando.

Replantea

Hay veces que nos concentramos tanto en el trabajo que en cualquier momento se puede convertir en algo desgastante o dañino. Cuando sientas esto, entonces es el momento adecuado para replantearte qué has descuidado y cuál es el futuro que te espera.

No te obsesiones

A veces sentimos que la vida se nos va como agua entre los dedos, y que por cumplir un año más de vida ya nos estamos quedando sin tiempo para hacer lo que realmente deseamos hacer. Relájate y piensa que no siempre la vida resulta como la planeamos, aunque no hay que dejar de luchar por nuestros sueños y metas, no importa nuestra edad. Correr no es malo, pero cuando sientas que vas a tropezar, entonces vuelve a caminar para volver a encontrar el camino correcto.