Periódico QuienOpina – Seitán, sustituto genial para la carne

Seitán, sustituto genial para la carne

bruce Julio 7, 2017 Comentarios desactivados en Seitán, sustituto genial para la carne
Seitán, sustituto genial para la carne

Dejar de comer carne es una decisión que cada día más gente está tomando, bien por motivos de salud o tal vez por un tema ético o religioso. En cualquier caso, dar el paso no es algo fácil y muchos echan de menos tanto la textura como las proteínas que el cuerpo nos pide. El seitán es una alternativa vegetariana a la carne cada vez más de moda.

 Está hecho a partir de harina de trigo, donde se concentra la mayor cantidad de proteínas vegetales, fáciles de asimilar y que nos dan un buen aporte energético. Lo cierto es que la única pega que puede tener es para aquellos vegetarianos celíacos o con leve intolerancia al gluten.

Verduras con seitán

El seitán ha sido denominado en numerosas ocasiones como carne vegetal, ya que su textura y aspecto recuerdan ligeramente al de la carne animal. Debido a su maleabilidad se le puede dar numerosas formas que también pueden pasar por los platos favoritos de cualquier carnívoro, como un buen estofado, una fritura o un empanado.

Se puede comprar ya preparado, pero no es demasiado complicado de preparar en casa. Los ingredientes principales son harina de trigo duro, a la que se le añade tamari, jengibre, ajo y alga kombu. Se puede encontrar en prácticamente cualquier herbolario o tienda de alimentación natural.

Filete de seitán a la plancha

El resultado es una bola fácil de manejar de una sustancia que recuerda a la carne picada. En ocasiones incluso se le puede añadir algún tipo de saborizante o esencia ahumada para que la sensación de comer carne sea más real. Con ella podemos preparar albóndigas, hamburguesas o filetes, aunque es cierto que cuanto menos procesado esté el seitán más se aleja de la carne.

Es un alimento bajo en calorías y rico en proteínas vegetales. Si le añadimos el algakombu a la mezcla aumentará el nivel de minerales presentes. El punto de sabor lo podemos conseguir de manera alternativa siendo creativos con las salsas y los aderezos.

En resumen, una gran alternativa al consumo de la carne, digestiva y versátil con la que dar los primeros pasos dentro del mundo vegetariano, siendo ideal para cocinar sin carne para los más pequeños.