Periódico QuienOpina – ¿Puede el nuevo misil de Corea del Norte alcanzar Alaska?

¿Puede el nuevo misil de Corea del Norte alcanzar Alaska?

bruce Julio 4, 2017 Comentarios desactivados en ¿Puede el nuevo misil de Corea del Norte alcanzar Alaska?
¿Puede el nuevo misil de Corea del Norte alcanzar Alaska?

“La República Popular Democrática de Corea se ha convertido en un imponente poder nuclear con el más poderoso de los ICBM capaz de golpear cualquier parte del mundo”. Así ha celebrado la maquinaria de propaganda del régimen de Kim Jong-un el que podría ser su ensayo balístico más exitoso hasta la fecha, tras lanzar un misil de alcance intermedio que podría, según estimaciones de algunos expertos, alcanzar Alaska.

Corea del Norte aseguró hoy que ha probado con éxito su primer misil balístico intercontinental (ICBM), un Hwasong-14 que alcanzó una altitud de 2.802 kilómetros y recorrió 933 kilómetros en 39 minutos, según Pyongyang. De ser cierto, la prueba supone un importante avance para el programa armamentístico del régimen, que pretende desarrollar misiles ICBM capaces de portar cabezas nucleares y alcanzar territorio de EEUU.

El misil balístico voló a una altura “muy superior” a los 2.500 kilómetros, según el Ministerio japonés de Defensa, lo que supondría la mayor alcanzada por un proyectil norcoreano de este tipo. Tokio cree que el proyectil cayó en aguas de su Zona Económica Especial (EEZ), que se extiende a unos 200 kilómetros de las costas del archipiélago, y “continúa analizando” los detalles del misil para determinar de qué tipo se trataba.

Mientras, EEUU afirma que se trata de un misil de “alcance intermedio” que cayó sobre el Mar de Japón y se limita a asegurar que no supuso una amenaza para territorio estadounidense. Ni Washington ni Seúl descartan que Pyongyang haya probado un ICBM -con un rango mínimo de 5.500 kilómetros- debido a la excepcional altura alcanzada. Una fuente militar surcoreana citada por la agencia Yonhap señala que el misil podría haber recorrido una distancia de 6.000 kilómetros de haber sido lanzado con un ángulo estándar.

Para los expertos, Corea del Norte trata activamente de generar confusión con la trayectoria de lanzamiento. “La confusión (sobre el verddero alcance del misil) viene a que utiliza a propósito una trayectoria muy particular para confundir a los analistas, en vez de utilizar la trayectoria de alcance máximo. Es un tipo de trayectoria especialmente complicada para los sistemas de de defensa antimisiles (escudos antimisiles), porque con una trayectoria normal el misil pasa un periodo de tiempo mayor fuera de la atmósfera, donde es especialmente vulnerable. Con este tipo es mucho más difícil de interceptar.Lo que está claro es que Corea del Norte está logrando una progresión, lenta pero sistemática, en su programa armamentístico”, explica Pepe Cervera, experto en teconología militar.

Un científico estadounidense que analiza armamento nuclear estima que, si los datos sobre distancia y tiempo son correctos, el misil podría haber alcanzado una distancia máxima de 6.700 kilómetros, suficiente para alcanzar Alaska, de haber sido disparado con un ángulo estándar. “Asumiendo un alcance de 950 kilómetros y una duración de vuelo de 37 minutos, sería necesario que (el proyectil) alcanzase una altitud máxima de más de 2.800 kilómetros”, señala David Wright, citado por la agencia AP. “No llegaría a alcanzar los 48 estados inferiores ni las islas grandes de Hawái, pero sí le permitiría alcanzar Alaska”, añade Wright. Mientras, Lee Illwoo, un analista militar radicado en Seúl, asegura que el misil voló durante un periodo de tiempo mucho mayor que si hubiera sido lanzado con un ángulo tradicional.

El Comando del Pacífico de Estados Unidos, que siguió al proyectil en radar durante 37 minutos hasta su caída en el Mar de Japón, considera la prueba “un solo lanzamiento basado en tierra de un misil balístico de alcance intermedio” desde la base aérea norcoreana de Panghyon. Desde esa misma base el ejército norcoreano disparó en febrero por primera vez su nuevo misil Pukguksong-2, también conocido como KN-15, con un alcance estimado deunos 3.000 kilómetros.

Lanzamiento el Día de la Independencia

El ensayo, el primero desde que Pyongyang lanzó un misil de crucero el 8 de junio, parece estar diseñado para enviar una advertencia política a Washington y a sus aliados en la zona, Tokio y Séul. La prueba coincide con lacelebración del Día de la Independencia y se produce justo después de que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y su homólogo estadounidense se reunieran la pasada semana para abordar la amenaza del régimen y sus repetidas pruebas balísticas, que han llevado a Trump a insinuar la posibilidad de lanzar ataques preventivos contra Corea del Norte.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, califica esta última prueba de misiles de “inaceptable” y estimó que “claramente muestra que la amenaza (norcoreana) se está acrecentando”. China, por su parte, ha manifestado su “oposición a que Corea del Norte vulnere las resoluciones de Naciones Unidas”. “Urgimos a Corea del Norte que detenga esas acciones … y cree las condiciones necesarias para la reanudación de las conversaciones” diplomáticas sobre la pacificación y desnuclearización de la península coreana, señaló el Ministerio chino de Exteriores.

Durante el encuentro ambos condenaron los insistentes ensayos armamentísticos del régimen de Pyongyang aunque dejaron la puerta abierta al diálogo. Trump reaccionó al lanzamiento con una publicación en Twitter que reza: “Corea del Norte acaba de lanzar otro misil ¿Este tipo no tiene nada mejor que hacer con su vida?“.