Periódico QuienOpina – Los otros procesos en los que está implicado Lula

Los otros procesos en los que está implicado Lula

bruce Julio 13, 2017 Comentarios desactivados en Los otros procesos en los que está implicado Lula
Los otros procesos en los que está implicado Lula

El ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, condenado este miércoles a nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, debe responder aún ante la Justicia por otros procesos.

Vea a continuación los demás procesos en los que está implicado:

Obstrucción

El primer proceso en el que Lula fue acusado está relacionado con una denuncia de obstrucción de la justicia hecha por un fiscal federal en Brasilia. La acción fue aceptada por el juez Ricardo Augusto Leite, del décimo circuito federal de la capital, y acusa al expresidente de haber intentado comprar el silencio del ex director de Petrobras Nestor Cerveró.

El hombre del Partido de los Trabajadores es acusado junto a su amigo ranchero José Carlos Bumlai, al banquero André Esteves, el ex senador Delcídio do Amaral y tres personas más.

De acuerdo a la denuncia, el grupo se habría articulado para evitar que Cerveró llegara a un acuerdo anticipado con la fiscalía. Se trata del proceso más avanzado contra Lula, quien testificó ante el juez Leite el pasado mes de marzo, cuando negó la acusación y dijo ser víctima de una “masacre”.

África

Lula está acusado además de corrupción pasiva, influencia del tráfico, blanqueo de dinero y organización delictiva en un proceso de obras de Odebrecht en Angola, África, el cual se lleva a cabo en el décimo Tribunal Federal de Brasilia, bajo el mando del juez Vallisney de Souza Oliveira.

El caso es el resultado de la operación Janus, un despliegue del caso conocido como Lava Jato (Autolavado). Según el fiscal federal, Lula habría utilizado su influencia para lograr contratos para la constructora en el país africano, en obras financiadas por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

A cambio, Odebrecht habría hecho “pases” a Lula que totalizaban $30.000.000 de reales (9 millones de dólares), principalmente a través de pagos de conferencias dictadas por el exmandatario. Además, la investigación incluye a Exergia, compañía de su sobrino Taiguara Rodrigues dos Santos, subcontratado para actuar en sus proyectos en Angola.

La compañía, pese a su poca trayectoria en el mercado, habría recibido $20.000.000 de reales (6 millones de dólares) de Odebrecht entre 2009 y 2015. Taiguara también está acusado en el proceso, así como Marcelo Odebrecht y ocho personas más.

La defensa alega que Lula es víctima de una “manipulación de las leyes” por parte del ministerio público y que nunca “interfirió con la concesión de ningún financiamiento del BNDES”.

Aviones

La controvertida compra de aviones de guerra por parte del gobierno brasileño también llevó a Lula al banquillo de acusados. En el ámbito de la Operación Zelotes, el ex presidente es acusado de tráfico de influencias, blanqueo de dinero y organización criminal tras presuntamente haber tratado de interferir con la adquisición de 36 aviones militares del fabricante sueco Saab.

Además, el fiscal dice que el exgobernante habría negociado la extensión de medidas provisionales que otorgaban incentivos fiscales a los fabricantes de automóviles.

El objetivo sería beneficiar a las empresas MMC Automotive, filial de Mitsubishi en Brasil, y CAOA, distribuidor de las marcas Ford, Hyundai y Subaru en el país.

De la misma forma que Saab, las dos compañías eran clientes de la oficina de cabildeo Magdy & Mautoni, que habría dado alrededor de $2.500.000 reales (779 mil dólares) a Luis Claudius, hijo de Lula. Los dos episodios se habrían producido luego de que Lula terminara su mandato.

El caso es tramitado por el décimo circuito del Distrito Federal a cargo del juez Vallisney de Souza Oliveira y en el mismo, la defensa del exmandatario dice que él y su hijo no tuvieron participación en las negociaciones que involucraban a los aviones de combate de Saab.

Apartamento

De nuevo en el ámbito Lava Jato, Lula es acusado ante la justicia federal de Curitiba por la corrupción pasiva y el blanqueo de dinero en un proceso de compra de tierras para su Instituto en Sao Paulo y un apartamento vecino a la propiedad donde reside en São Bernardo do campo. Las dos empresas estarían vinculadas con Odebrecht.

El área que albergaría la Fundación del ex Presidente fue adquirida en noviembre de 2010 por Dag Builder, que pertenece a un empresario vinculado a Marcelo Odebrecht. Según la policía federal, el contratista estaría detrás de la compra. Finalmente, los terrenos no se convirtieron en sede del Instituto Lula y hoy están a nombre de un desarrollador.

El apartamento habría sido comprado por Glaucos de Costamarques, primo de José Carlos Bumlai, y alquilado gratis a Lula a través de un contrato celebrado en nombre de la ex primera dama Marisa Leticia, muerta a principios de año. Según la policía federal, el ex Presidente utiliza la propiedad desde 2003 y es su legítimo propietario.

Los abogados de Lula afirman que la tierra fue ofrecida a su Instituto, pero no hubo interés en la adquisición. Además, aseguran que el expresidente paga regularmente el apartamento en São Bernardo do campo, en un negocio “estrictamente privado”.

Otros casos

A finales de mayo, Lula fue denunciado por corrupción pasiva y blanqueo de dinero en el caso relativo al sitio en Atibaia (SP). Según la acusación, los contratistas del grupo empresarial OAS, Odebrecht y Schahn habrían desembolsado $870.000 reales (271 mil dólares) en mejoras para adaptar la propiedad a las necesidades del expresidente, como parte del plan de sobornos que habría “estructurado” en Petrobras.

El equipo de trabajo de Lava Jato dice que Odebrecht pagó alrededor de $128.000.000 de reales (40 millones de dólares) en sobornos en cuatro contratos con Petrobras, mientras que el grupo empresarial OAS habría desembolsado $27.000.000 (8 millones de dólares) en coimas en tres negocios con el estado. El caso está en manos del juez Sérgio Moro, quien puede aceptar la queja o no.

El exmandatario también está al centro de una investigación de la Corte Suprema Federal sobre el papel del núcleo político en las desviaciones de Petrobras y una investigación que establece las inversiones del BNDES en obras en Latinoamérica, como el puerto en Mariel, Cuba.