Diario QuienOpina.Com – Honduras, Fabio Lobo incoa evasión de cadena perpetua

Honduras, Fabio Lobo incoa evasión de cadena perpetua

bruce julio 31, 2017 Comentarios desactivados en Honduras, Fabio Lobo incoa evasión de cadena perpetua
Honduras, Fabio Lobo incoa evasión de cadena perpetua

Tegucigalpa, Honduras.

Cadena perpetua o una condena menor se definirá en pocos días, luego de la audiencia de hoy, en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, donde Fabio Lobo enfrenta un juicio por conspirar para introducir droga a los Estados Unidos.

En un documento librado el viernes anterior, por la jueza de la Corte del Distrito Sur, Lorna Schofield, tendrá lugar la audiencia hoy para escuchar una solicitud de la defensa de Lobo, Manuel Retureta, a fin de que la Fiscalía aporte información que ha tenido retenida y que podría favorecer al defendido con una condena menor.

A las 4:30 de la tarde, en Nueva York, 2:00 de la tarde en Honduras, iniciará la audiencia para escuchar a la Fiscalía del Distrito Sur exponer lo que demanda la defensa y después de evacuado el procedimiento, la juez determinará el futuro de Fabio Lobo.

Retureta invocó el pasado 26 de julio del 2017 ante la Corte el caso Brady y solicitó una conferencia para dirigir su moción y obligar algunas divulgaciones que la Fiscalía tiene y que podrían ayudar a su defendido, Fabio Lobo, a lograr una menor sentencia.

Esta solicitud permite aplazar la audiencia de sentencia hasta la resolución de la moción, o sea que la jueza Schofield escuchará a las partes, después tomará una resolución y por último, definirá la fecha para lograr la audiencia de la sentencia.

Retureta comparece mañana y está autorizado por la Corte para entrar al juzgado con una computadora portátil y un IPAD para la audiencia de Lobo, este 31 de julio.

Concedida la petición del defensor de Lobo, la audiencia de sentencia se suspende y queda en su lugar la audiencia sobre la moción del acusado.

Fabio Lobo fue detenido en una operación encubierta de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), en Haití y de ahí fue trasladado en extradición a Nueva York, donde enfrenta el delito de conspiración para introducir droga a ese país.

De acuerdo a la Fiscalía del Distrito Sur de los Estados Unidos, Fabio Lobo ayudó al cartel de “Los Cachiros” a traficar con cocaína, era líder del cartel, usó armas de fuego, traficó con influencias dentro del gobierno y ayudó al cartel a conformar empresas para realizar contratos con el gobierno y lavar activos.

Sin embargo, la jueza Schofield considera que no hay evidencia de que Fabio Lobo sea un cabecilla del cartel de “Los Cachiros”, como testificó el narcotraficante hondureño Devis Leonel Rivera Maradiaga, no obstante es considerado un gerente o un supervisor, pero no un cabecilla, como acreditaba la Fiscalía apoyada en las investigaciones de la DEA.

SE DECLARA EN BANCARROTA

En una serie de documentos, la defensa de Fabio acreditó que este se declara en bancarrota y es su esposa la que trabaja para mantener a su familia. Entre otros documentos, aportó pruebas sobre sus logros profesionales, como abogado litigante del sector privado y, por otra parte, las exposiciones que reflejan sus dificultades financieras y las de su familia, fueron admitidas por la jueza Lorna Schofield, en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

La jueza Schofiel determinó fijar una fianza el pasado 6 de julio de más de 266 mil dólares, menos de los 13 millones que pedía la Fiscalía, por las presuntas ganancias que habría obtenido el imputado, en su relación con el cartel de “Los Cachiros” para enviar 2,500 cargamentos de cocaína a los Estados Unidos.

El documento denominado “suplemento del defendido Fabio Lobo a su memorando en la ayuda de la sentencia”, se acredita que de conformidad con la orden del tribunal del pasado 30 de junio del 2017, Fabio Lobo adjunta las exposiciones de los documentos traducidos en su forma original.

En las exposiciones también dan a conocer las dificultades financieras del imputado y su familia, se trata de las pruebas 9 y 10, que contienen los préstamos que él contrajo en el sistema bancario del país, donde como cualquier ciudadano realizaba sus gestiones personales.

Estas pruebas también contemplan el incumplimiento de las obligaciones contraídas por Fabio para honrar esos préstamos que adquirió, por lo que sus propiedades fueron rematadas por la banca, cuyo proceso terminó con el decomiso de lo que él tenía.

En tanto, las pruebas 11, 12 y 13 contienen las hipotecas que él contrajo y que tenía atrasadas al grado que incumplió el pago.

Ha sido la esposa de Fabio Lobo quien ha asumido algunos de los compromisos para sacar adelante la familia que tenían en común, a la que ahora aporta el expresidente Porfirio Lobo, desde que su hijo fue detenido en Haití y enviado a las cortes de los EE UU para responder por los cargos de conspiración para introducir cocaína a ese país.

NO ES CABECILLA

Manuel Retureta también acreditó en una contestación a la Fiscalía de New York, que su defendido no era cabecilla del cartel de “Los Cachiros”, que no usó armas de fuego, que no sobornó a funcionarios públicos para trasegar con un cargamento de drogas.

El pasado 6 y 16 de marzo del 2017, la Corte del Distrito Sur celebró una audiencia de conformidad con Estados Unidos versus Fatico 579 F.2d 707 (2d Cir., 1978) para resolver los hechos controvertidos relacionados con la sentencia de Fabio Lobo.

El único testigo en la audiencia fue Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien sí es líder de la organización hondureña de tráfico de drogas, y declaró que el “demandado” brindó apoyo logístico para que el cartel pudiera realizar dos envíos de cocaína a los Estados Unidos”.

Rivera también testificó que él y su hermano Javier Heriberto Rivera Maradiaga establecieron varias empresas y que, con la asistencia de Fabio, lograron obtener contratos de varias instituciones de Estados Unidos para favorecer al cartel.

Además, Rivera sostuvo que pagó al demandado dinero por información que ayudó a “Los Cachiros” a evitar la incautación de sus activos, por el gobierno hondureño.

La fiscalía de los EE UU introdujo como pruebas transcripciones de grabaciones realizadas entre 2013 y 2015 de las conversaciones que involucran a Fabio Lobo y Devis Leonel Rivera Maradiaga, cuando este había comenzado a cooperar con la DEA en 2013.

En las grabaciones, según la lectura de la jueza, hay fuentes confidenciales, el demandado acepta ofrecer asistencia a “Los Cachiros” para que el clan enviara 2,500 kilogramos de cocaína a los Estados Unidos.

De acuerdo a la jueza del Distrito Sur de los Estados Unidos desestimó también los cargos de soborno a las autoridades.

Schofiel considera que Fabio era un gerente o supervisor, pero no líder de la organización que promovió la actividad criminal, que involucró a cinco o más participantes.