Periódico QuienOpina – Honduras, El nuevo Liberalismo de Luis Zelaya

Honduras, El nuevo Liberalismo de Luis Zelaya

bruce Julio 21, 2017 Comentarios desactivados en Honduras, El nuevo Liberalismo de Luis Zelaya
Honduras, El nuevo Liberalismo de Luis Zelaya

Tegucigalpa, Honduras.

Hasta hace poco, el debate se había centrado en si Gabriela Núñez era o no incorporada a una diputación por el departamento de Francisco Morazán,  el presidenciable Luis Zelaya manifestó su posición de estar en contra, porque, según él, ese ha sido un error de los políticos. Sobre este tema dialogamos con el exprecandidato Eduardo Martell.

Hablo a título personal, no a nombre del Consejo Central Ejecutivo de Partido Liberal (CCEPL). El problema de la política en Honduras y el mundo en general es la falta de credibilidad de los ciudadanos hacia sus políticos por la falta de resolución de problemas de una sociedad: corrupción, manipulación e injerencia, estamos sufriendo eso; más de dos millones de personas no votan en las elecciones porque no creen en los procesos electorales, porque están cansados de los políticos tradicionales, con el perdón de la palabra, de los políticos “pajeros” que prometen y prometen y cuando les toca tomar decisiones toman las contrarias.

En el caso particular que me menciona y que no quiero personalizar, en términos generales porque Gabriela Núñez demostró tener un caudal de votos, que se necesitan porque suman, pero el tema es que si hay que volver a las viejas prácticas políticas de poner, quitar, ¿si eso conviene, si es aconsejable, si eso va movilizar el voto independiente, esos que creyeron en Luis Zelaya por ser ajeno a la política tradicional y se presentó como alternativa de cambio le va favorecer, le va beneficiar? se tiene que pensar en los interés del país, lo digo como exprecandidato y colaborador de lleno en el Partido Liberal en la candidatura de Luis Zelaya, porque creo que Honduras está transitando un terreno movedizo muy peligroso y requerimos un cambio de rumbo en la política nacional.

¿Al no permitir la candidatura de Gabriela Núñez se están contrarrestando los pilares fundamentales del Partido Liberal?

Lo acepto. Siempre que hayan resultados positivos. Nosotros llevamos dos procesos electorales catastróficos, es decir lo que antes funcionaba y ahora no, esos pilares existen en todos los partidos del mundo no solo en Honduras, mientras cumplan su rol, se puede aceptar que el Partido Liberal llegó a ser la tercera fuerza en el 2013, ese es un claro mensaje de que las cosas no se han estado haciendo bien y si eso implica, como lo dije en campaña, romper con esos viejos esquemas lo tenemos que hacer, porque no se trata de Luis Zelaya, Gabriela o de Eduardo ni Pedro, se trata de un país que requiere un cambio urgente. Seguramente hay viejas estructuras que están queriendo imponer las viejas prácticas, por lo que he escuchado y conocido en estos pocos meses a Luis Zelaya, él no va a favor de esas prácticas de la vieja política tradicional y Eduardo Martel tampoco, sería ir en contra del discurso que defendimos por más de un año y que mantenemos ahora que estamos incorporados en el proceso de la elección de Luis Zelaya.

Se habla de que en la política cuando hay grandes decisiones se tuerce el brazo ¿quiénes estarían atrás de esos intereses?

No toda la vieja guardia actúa así, hay gente muy valiosa como don Jorge Bueso Arias, gente muy valiosa a nivel nacional. Esa vieja guardia que ha utilizado el partido como carta de negociación para su propios interés seguramente intentará manipular, no solo en esta ocasión en particular sino en las decisiones transcendentales que tome Luis Zelaya y el CCEPL, para modernizar, cambiar, dignificar y recuperar la confianza de la ciudadanía, intentan persuadir y en algunos casos imponer, torcer el brazo en algunas decisiones, pero Luis Zelaya dijo algo en la convención: “no me dejen solo” y eso estamos haciendo; mientras Luis Zelaya defienda los intereses del Partido Liberal como lo está haciendo encontrarará soldados dispuestos a recuperar la bandera del partido, para hacer lo que hemos hecho históricamente: luchar por los grandes beneficios de la sociedad, no solo por los intereses de una cúpula beneficiada. Es un punto de inflexión, lo que sucedió el 12 de marzo no tiene marcha atrás y ahí estamos nosotros para estar de lado correcto de la historia.

¿Qué hizo cambiar de opinión a Gabriela Núñez, quien ya había anunciado públicamente que no aspiraba a ninguna diputación?

Pregunta difícil, sería aconsejable hacérsela a mi querida amiga Gabriela Núñez. No sé a qué responde esa motivación posterior, cuando ella misma había descartado esa posibilidad pero, yo le quitaría hierro al asunto, creo que se ha magnificado y estoy seguro que Grabriela, que ha sido una mujer de partido, lo seguirá siendo. Insisto, no se cuál sea la motivación para haber cambiado la decisión, creo que no va ser obstáculo para anteponerla a los interés de la nación y del partido. Necesitamos a Gabriela, pero hay cientos de trincheras donde será útil.

El Partido liberal ha tenido sus corrientes que se confrontan y terminan juntos, Gabriela representa el sector del Florismo, ¿dónde ubicaríamos a Luis Zelaya? se dice que representa al Micheletismo.

Yo le digo algo, la misma versión tenía yo y mis señalamientos en campaña fueron en esa dirección, pero hace poco hablando con Luis, le decía: “yo te tiraba tus chinitas, no eran chinitas las que me tirabas”, contestó él, pero en parte por desconocimiento, porque no lo había tratado, ahora llevo 3 meses dialogando, conversando y eso no es cierto, no digo que no sea amigo de diversos personajes que han existido en el Partido Liberal de primera línea pero, lo que le puedo garantizar y podría apostar mi nombre, es que Luis Zelaya es una persona que está tomando decisiones no basadas en lo que le dice un caudillo o un líder tradicional sino, pensando en primera instancia en los interés del país, en segunda los del partido. Escucha, recibe opiniones, puede consultar, pero al final tomamos las decisiones en consenso primando esos intereses. Luis Zelaya representa esa masa Liberal que andaba perdida, que lo que quería es que el partido asumiera posiciones distintas a las que ha asumido por algunos momentos, en la bancada que han sido contrarias a las posturas históricas genuinas del liberalismo y en las cuales nosotros no hemos estado de acuerdo, andaba ese liberal decepcionado, desmotivado, ahora empieza a ver que hay un nuevo liderazgo con mayor firmeza y sobre todo con una visión clara de que no podemos seguir haciendo acuerdos bajo la mesa o en función del “tilín, tilín”.

¿Cuál es el posicionamiento actual? ¿cuál es ese posicionamiento al 26 de noviembre?

Desde el 12 de marzo no hemos parado, hemos tenido un ritmo de trabajo que parte de la necesidad de organización, de estructurar un partido, en la necesidad de acercarnos a los sectores de los cuales el partido se alejó: la juventud, los sectores de la clase media y hemos estado en esa línea. Lo que viene es un sorteo, totalmente anecdótico, en qué posición va estar uno, lo importante es que en este proceso gane el que tenga la mayor cantidad de votos, nosotros somos demócratas, muestra de ellos es que estamos apoyando la victoria de Luis Zelaya, porque ese fue el mandato liberal, lo mismo queremos en noviembre, por eso hemos denunciado a Mapa Soluciones, esa empresa está vinculada al Partido Nacional, sin tener la experiencia ha manejado los tres últimos procesos electorales realizados en Honduras tanto los primarios como los generales, nosotros seguiremos tratando de obtener esa confianza del 75% de la población que no quiere a Juan Orlando en el poder, ni quiere saber nada del Partido Nacional y no vamos a perder el objetivo, pueden haber algunas discusiones pero las resolveremos con madurez, en lo que si nos mantendremos tajantes es en decirle al Tribunal Supremo Electoral (TSE) no más elecciones estilo Honduras, donde se cambia, trastoca y manipula la voluntad soberana de pueblo.

Usted ha participado desde su adolescencia, sabe que las decisiones se toman aunque favorezcan o desfavorezcan ¿han medido eso en el caso de Gabriela Núñez, enfrentarse al grupo que ella representa?

Hace algunos meses en campaña visité al expresidente Álvaro Arzú de Guatemala y le pregunté sobre la fórmula de éxito, él ha sido presidente de la República de Guatemala y 3 o 4 veces alcalde de la ciudad de Guatemala que es casi como ser presidente, porque la mayor cantidad de población está en la ciudad y me decía: no tengo la fórmula del éxito pero si la del fracaso y pasa por tener malos equipos y malas decisiones, algún grupo estará a favor y otro en contra pero no puedes pretender quedar bien con todos.

La gente no quiere más manipulación y eso lo hemos medido, la gente no quiere esas argollas de quitar y poner, de arreglos allá arriba, saltándose muchas veces la ley, creo que no podemos seguir haciéndolo si queremos ganarnos la confianza del pueblo hondureño, ahora que no estamos en el poder, debemos demostrar que vamos hacer las cosas de manera distinta, no se trata de enfrentarnos, yo jamás invitaría a Luis Zelaya al Central Ejecutivo a enfrentarnos con Gabriela ni con nadie, vamos a resolver las diferencias, los conflictos de manera armoniosa hasta llegar a puntos de consenso, no primando intereses particulares ni de grupo, primando los interés de una nación que se nos cae a pedazos.

¿Persiste en el liberalismo lo que se conoce como Alipo, con posiciones progresistas y Godismo, Florismo con posiciones conservadoras?

Es una división histórica, desde la izquierda democrática de fínales de los 60 del siglo pasado, versus el Rodismo han sido dos posiciones ideológicamente con diferencias, pero en general en términos sociales y progresistas, lo que hoy tenemos es un liberalismo anacrónico, pasado de moda, conservador, eso no es el Partido Liberal de Honduras, ese es otro liberalismo. Se valoran las luchas que hicieron epersonajes como Rodas, Rosuco, Azcona, Pineda Ponce, que fueron parte de ese Rodismo pero, el Partido Liberal tiene que volver al liberalismo progresista que plantea cambios, que no está con el Statu Quo, que no está con los sectores que dominan el país, como la banca, sectores empresariales grandes, sectores que controlan los medios de comunicación corporativos, nosotros tenemos que estar con el pueblo, con los que están decidiendo hoy irse mañana para Estados Unidos en busca de oportunidades porque no hay trabajo, educación, seguridad, salud, es volver a la esencia del liberalismo que planteo Celio Áreas en el documento titulado: Mis Ideas, un liberalismo progresista, social, vinculado a los sectores progresistas, Luis Zelaya lo ha dicho durante este periodo de campaña: que vamos recuperar el liberalismo social y progresista que se fue perdiendo en los últimos 20 años.

El ingeniero Zelaya ha sentado su posición de que Gabriela no debe ser candidata a diputada, pero también ha manifestado que es su posición, que por principios no debe serlo, que será en última instancia el Consejo Central Ejecutivo, que decidirá si ella puede ser candidata ¿desunirá el liderazgo del presidente del Central Ejecutivo?

Existe armonía en el Central Ejecutivo y le digo; nosotros vamos a cerrar filas entorno al candidato presidencial, no podemos debilitar ni siquiera un ápice la figura de Luis Zelaya nosotros no vamos a entrar en esas nimiedades ni mezquindades, así como tendremos que evaluar el caso de Gabriela Núñez tendremos que evaluar decenas de casos, renuncias de personas que han dicho que no van a participar, vamos a apegarnos a la ley que es clara en ese sentido, porque establece quien va sustituir en caso de renuncia de un candidato a diputado e igual si renuncia un regidor, le garantizo que no vamos a tomar decisiones que debiliten o disminuyan el liderazgo de nuestro candidato presidencial y presidente del Parido Liberal.

La licenciada Gabriela Núñez es cuadro y amiga personal del Ingeniero y expresidente Carlos Flores, un hombre influyente en el Partido Liberal.

Primero quiero expresar que yo tengo una extraordinaria relación con Gabriela Núñez, la he conocido durante los últimos procesos electorales, es una persona con una calificación profesional muy alta, que todavía le puede dar muchísimo al Pargido Liberal. Ser amigo de distintos líderes e incluso líderes de otros partidos no es problema, yo tengo extraordinarios amigos nacionalistas, de Libre, liberales, quizá no comparto la visión política de muchos de ellos, pero no significa que no podamos tener una comunicación cordial con ellos, lo que pasa es que ha llegado el momento del cambio en el Partido Liberal y es un proceso natural de la vida, el ciclo en todas las áreas, unos que vienen y otros que se van, toca dar un paso al costado para modernizar y mantenerse acorde a los tiempos, la visión, lo que vamos a hacer, no entrar al debate de si aquel manda o no manda, aquel impone o no impone, se trata de decirle a Honduras aquí esta el nuevo Partido Liberal que va llegar al poder de la nación para hacer las cosas distintas de lo que se está haciendo y mejorar que lo hicieron los que nos antecedieron en el liderazgo del Partido Liberal.

ACTUALIZACIÓN:

En declaraciones hechas en conferencia de prensa, Gabriela Núñez ha anunciado que se retira de la campaña 2017 del Partido Liberal:

“En este momento tomo la decisión de retirarme de la campaña electoral 2017 y regresar en la próxima campaña sin molestar ni afectar a nadie porque al parecer hoy hago daño”, dijo Núñez, en alusión al conflicto generado por Luis Zelaya al negarle la oportunidad de una candidatura al Congreso Nacional. Gabriela Núñez aclaró que no está dejando al Partido Liberal, unicamente se retira de esta campaña dejando el liderazgo a las nuevas autoridades y deseandoles suerte en las Elecciones Generales.

Por su parte Luis Zelaya lamenta este tipo de acciones:

“El liberalismo es más que Gabriela Núñez, es más que Luis Zelaya, es un partido de 126 años de historia” , manifestó, asegurando que el partido va a seguir creciendo más allá de personas.