Periódico QuienOpina – Gastrosexuales, Hombres que cocinan para conquistar

Gastrosexuales, Hombres que cocinan para conquistar

bruce julio 11, 2017 Comentarios desactivados en Gastrosexuales, Hombres que cocinan para conquistar
Gastrosexuales, Hombres que cocinan para conquistar

Deja tú lo guapos, saben cocinar. ¡Yumm!

No hay nada mejor que juntar comida con galanes, y para prueba de ello existe esta tendencia que ha dado mucho de qué hablar:Gastrosexuales.

El término Gastrosexual proviene del continente asiático donde, en 2008, la empresa Pur Asia lanzó un producto de cocina pensado exclusivamente para hombres con el objetivo de motivarlos a cocinar, persuadiéndolos con la idea de que a las mujeres les encantan los hombres que saben hacerlo.

Generalmente, estos seductores, que tienen entre 25 y 40 años, buscan impresionar a las chicas con sus dones culinarios y así conquistar su estómago y corazón. Su táctica es cocinar un menú original y único, siendo la presentación la pieza clave donde los hombres darán a conocer su lado detallista.

Algunos hombres consideran que cocinar es su boleto de entrada y carta de presentación, ya que es una muestra de amor el poner cariño y dedicación a la hora de preparar los alimentos.

Otros más opinan que el cocinar los lleva directivo a tener intimidad con una mujer, pues después de una cena romántica y unas cuantas copas de vino seguro ambos se dejan llevar.

Aunque siempre han existido clases de cocina, recientemente los chicos se han interesado más en aprender este arte gastronómico, incluso viendo tutoriales en YouTube.

Actualmente, las redes sociales han sido testigos de esta tendencia, donde cientos de hombres muestran sus habilidades en la cocina aprovechando la ocasión para además presumir sus sensuales cuerpos, al menos así lo han hecho chefs de todo el mundo.

Tal es el caso del peruano Franco Noriega, chef y dueño del restaurante Baby Brasa en Nueva York, quien fue nombrado como el “chef más sexy del mundo” y que enseña a cocinar casi desnudo.

No cabe duda que el apetito sexual se puede despertar también con una mezcla de sabores, olores y texturas.